16 noviembre, 2021

Graffitis en las paredes de tu casa: la nueva tendencia en decoración

Graffitis en las paredes de tu casa: la nueva tendencia en decoración

Si estás buscando una forma nueva y original de decorar los espacios de tu casa, que refleje un gran sentido de la personalidad y con un buen toque moderno, entonces la nueva tendencia urbana de decorar las paredes con graffitis es para ti.

Esta forma de expresión ha evolucionado mucho desde sus orígenes, y lo que antes se consideraba vandalismo, ahora se ha convertido en arte e incluso está invadiendo el mundo de la decoración de interiores.

Y es que hoy en día los artistas callejeros auténticos ya no pintan grafitis en paredes donde no está permitido, porque ahora han encontrado un pequeño hueco dentro de las propias casas para dejar un pedazo de creatividad callejera en sus paredes.

El resultado es simplemente espectacular, se integra al espacio de forma perfecta, y llama mucho la atención, sin desentonar. En fin, queda en perfecta sintonía con la decoración, llenando de vida y color toda la pared.

Acompáñanos a descubrir más sobre esta tendencia de la mano de nuestros amigos de Pintores González, expertos en la decoración de paredes.

¿Qué es el graffiti?

Antes de ver las diferentes formas y ventajas de decorar tus paredes con graffitis, es importante hacer un repaso sobre esta técnica.

El graffiti ha pasado por varias fases, y después de un largo camino, ha dejado de ser considerado un signo de vandalismo, a convertirse en un elemento decorativo en las calles, hasta que pasó a ser el centro de importantes exposiciones y ahora está invadiendo la decoración de muchos hogares.

En otras palabras, el graffiti decorativo o también conocido cómo graffiti artístico; el cual es muy utilizado para decorar paredes o muebles de una casa, es una variante legal y muy extendida de la práctica del graffiti tradicional.

Esta técnica es compleja y requiere un dominio pleno de los materiales. En el graffiti no hay margen de error, se debe controlar plenamente el spray y no dudar sobre su uso. Por eso, si te interesa incluirla en la decoración de tu hogar, lo mejor es contratar a expertos profesionales que te garanticen un resultado de calidad.

¿Cómo incorporar un graffiti en casa?

El graffiti tiene la misma función decorativa que pintar una pared, decorarla con cuadros, ponerle papel pintado, etc.; pero ofreciendo una percepción estética diferente.

Algunas de las temáticas que puedes utilizar son: Animales, paisajes, retratos, naturaleza, recrear un mundo fantástico, etc.; e incorporarlo en tu decoración de la siguiente manera:

  • Utiliza tonos neutros: Utiliza colores que vayan en consonancia con la decoración de tu hogar. Por ejemplo, al utilizar tonalidades neutrashará que se integre de manera más sutil.
  • Pinta una única pared: Para que el resultado final sea armonioso, es recomendable que hagas el graffiti en una sola pared. De esta manera el impacto visual será menos agresivo.
  • Apuesta por diseños personalizados: Una de las ventajas de esta técnica pictórica es que es se puede hacer a tu gusto. Por lo que tú puedes escoger el dibujo, palabra, colores, tamaño; que mejor encaja con tu estilo, gustos y personalidad.
  • Escoge colores vivos: Si lo que quieres es destacar y dar protagonismo al graffiti, debes utilizar colores vivos para su diseño. Estos colores representan el más puro estilo urbano y el resultado final que va a tener en tu estancia va a ser de lo más espectacular.
  • Inclúyelo también en muebles: El graffiti no es una técnica que únicamente se utilice para paredes o cuadros (interiores y exteriores) también la puedes utilizar para dar carácter a tus muebles, como por ejemplo en un armario o cómoda, que lo convertiría en el protagonista del lugar.

¿Qué espacios puedes decorar con graffiti?

Cualquier estancia de tu casa puede ser decorada con graffiti, sin embargo, hay que ser asertivos con esta elección, ya que la idea no es tapizar tu casa en graffitis.

Piensa que este tipo de pintura llama mucho la atención y hace que la pared en concreto sea la protagonista absoluta del espacio.

Las estancias más indicadas para aplicar esta técnica son  el salón, el dormitorio, la cocina y el comedor. Mientras que los recibidores, pasillos y baños no son nada recomendables por ser estancias muy pequeñas.

Las ventajas de decorar con graffiti

A lo largo de esta publicación has visto que son muchas las ventajas de utilizar este recurso decorativo en las paredes de tu casa.

De todo ellos, el más destacable es que sus diseños son totalmente personalizables tanto en dibujos como en colores, por lo que te permite crear un mural único que hable de ti, de tus gustos y manera de ser y que le de un toque autentico e irrepetible a tu hogar.

Ideas para incluir el graffiti en la decoración de tu hogar

A continuación, algunas ideas para incluir esta técnica en la decoración de tu hogar y obtener un resultado llamativo y de mucha calidad:

  • Grafitis en ladrillo y acero

Las viejas paredes de ladrillo, las mallas de acero y los callejones conforman gran parte del escenario donde se han pintado grandes obras de arte callejero desde las décadas de los 80 y los 90.

Hoy en día, dichas obras se están comenzado a trasladar al interior de los lofts industriales, añadiendo todavía más ese toque retro que tan fuerte está pegando en las grandes ciudades. Desde pintadas en blanco y negro, que son sencillas y llamativas a la vez, hasta versiones más creativas llenas de color, que roban el protagonismo a cualquier otro elemento de la habitación.

Para lograr este efecto, se puede escoger una pared principal en donde se haga un graffiti que le de al lugar un espíritu de decoración retro, acompañado de una mesa con accesorios vintage, un fotomural en alguna de las paredes vecinas y un árbol de verdad del otro lado.

  • Graffitis en salas

En las salas o en el área del comedor, podemos escoger una pared principal en donde hacer un diseño sobrio.

Si es verdad que a algunos puede parecerles que aunque los graffitis son muy bonitos, llaman mucho la atención para ponerlos en este lugar de la casa pero la verdad es que se están comenzando a ver mucho a día de hoy, sobre todo si hay un espacio para el ocio en esta estancia.

Nuestra recomendación es que si tienes una, te atrevas a dar el paso y verás lo increíble que queda.

Cualquier cosa, siempre puedes pintar encima sin  no te gusta el resultado.

  • Introduce el arte urbano poco a poco

Si hay algo que nos cuesta más a la hora de decorar son los cambios rotundos, cambiar drásticamente la decoración de un día para otro, y más cuando la diferencia es notable.

Por eso a la hora de hacer una variación de estilos, lo mejor es ir poco a poco, introduciendo la nueva decoración con pequeños matices. De esta forma nos iremos acostumbrando con, por ejemplo, unos cuadros con graffitis. que no sean de colores chillones y que tengan un diseño moderado.

Del graffiti al urban style

Esta tendencia de incluir el graffiti en la decoración de espacios ha dado paso a la popularización del urban style.

Dicho estilo se caracteriza por colores son neutros, como los blancos, negros, grises o beige y fáciles de combinar. En palabras de expertos en decoración: “Una gama cromática contrastadacon colores sobrios y lisos, sobre todo, en lacados de muebles”. Eso sí, siempre incluyendo pequeños detalles de color, para romper con la monotonía del espacio. Un ejemplo podría ser: suelos en cemento pulido; paredes en crema, muebles de madera clara y un par de lámparas amarillas.

De hecho, precisamente eso de que una pieza rompa de algún modo con la monotonía es una de las reglas del Urban. “Las piezas de mobiliario destacan por presumir de líneas rectas. Las lámparas y las alfombras cobran un protagonismo especial, siempre en formato XL, aunque adaptado a cada estancia”.

El espacio también está otra de las claves de este estilo. Aquí no se aplica eso de llenar las estancias de piezas, ‘sólo porque caben’. El estilo urbano más bien se caracteriza por el gusto por los espacios despejados y amplios, muy alejado de los espacios sobrecargados y en favor de la pulcritud y el desahogo visual.

También predominan los materiales ligeros, visualmente fáciles de emplear como en el caso del acero, el metracrilato y el cristal. Éstos dos últimos, por ejemplo, son perfectos porque dejan pasar la luz. Además que el acero dota de un aspecto moderno y actual a la estancia. Y, sin abusar, hasta de ligereza, a pesar de su robustez.

Cabe acotar también que la iluminación es esencial. El único contrapunto a este ‘minimalismo’ visual viene dado con los textiles: “Son variados y ricos, como pieles, terciopelos, chenillas o sedas en grandes formatos a través de cortinajes y colchas, siempre posando ampliamente sobre el suelo”, comentan los expertos. De hecho, debes emplearlos para reducir la sensación de frialdad que puede aportar el ‘estilo urban’.