23 noviembre, 2015

Salir a cenar fuera ya no está de moda

Salir a cenar fuera ya no está de moda

Lo decimos en el titular y cualquiera de nosotros con algo de vida social lo puede constatar: salir a cenar fuera ya no está de moda. Podemos echarle la culpa a la crisis, que nos ha obligado a un recogimiento en casa o incluso a cambios de hábitos, pero lo cierto es que cada vez nos volvemos más europeos y nos reunimos en casa, bien encargando o un catering a domicilio en Madrid o en nuestra ciudad o bien cocinando nosotros, pero salimos menos.

Y es que, como decimos, las reuniones entre amigos se han vuelto más austeras. Siempre hay alguien en nuestro círculo que, aunque mejoren un poco las cosas, está en el paro, a quien ya no le van tan bien las cosas, y salir a cenar fuera supone un gasto que no es apto para todos los bolsillos, lo que hace que este tipo de encuentros se celebren en casa.

Además, reunirte en casa con tus seres queridos tiene sus ventajas, ya que juntos podéis ver películas, hacer una sesión de cine o incluso jugar a la consola en el salón, algo que no es posible en un restaurante, donde a veces es hasta complicado hablar y escucharse debido a los muchos decibelios.

Pero es verdad que también estas celebraciones en casa tienen sus inconvenientes. Principalmente son tres: salir a comprar lo necesario para cocinar, preparar la cena durante un buen rato en la cocina, y fregar todo el menaje que usaremos durante la reunión. Y es por esto que muchas personas tiran por la calle de en medio y encargan toda esta parafernalia a un catering, que es un servicio cada vez más habitual y cuyos precios se han adaptado bastante a la realidad de la economía al haberse también generalizado y dejado de ser un servicio elitista.

Nosotros, si estáis en Madrid, os recomendamos el catering La Frolita, que comenzó hace ocho años como la concreción de un sueño familiar, y desde entonces hasta hoy ha crecido en experiencia y ampliado su carta y servicios de catering a domicilio y para eventos en Madrid.

Su interés por la cocina en miniatura, la repostería y la pastelería salada les llevó a formarse en Argentina, en la prestigiosa Escuela de Pastelería y Repostería de Marcelo Vallejo, y en la Escuela de Buenos Aires Pastelería Maestra. No obstante, siguen innovando y actualizándose de forma permanente para poder seguir ofreciendo uno de los mejores servicios de catering a domicilio que ahora mismo nos podemos encontrar en Madrid.

Su trato cercano, el compromiso con la calidad, el aprecio por el detalle y la total implicación con las necesidades del cliente les han permitido crecer, evolucionar y generar relaciones duraderas y satisfactorias con nuestros clientes.

La carta de la Frolita recoge recetas tradicionales de la cocina europea, francesa, italiana, alemana, española, y también de la cocina americana y argentina, adaptando su presentación a las necesidades de una mesa de cóctel contemporánea. Pequeños bocados llenos de sabor y color, con una presentación elegante y práctica y una variedad que se ajusta a todo tipo de eventos, incluyendo los temáticos.

Deja un comentario