13 enero, 2020

Los brackets autoligables facilitan la higiene de la cavidad oral y son más estéticos

Los brackets autoligables facilitan la higiene de la cavidad oral y son más estéticos

Hoy, son muchas las personas de todas las edades, y no solo las más jóvenes, que se ponen ortodoncia a fin de mejorar su estética dental. Todo el mundo quiere tener una bonita sonrisa y la ortodoncia se presenta como la mejor solución para corregir las malas posiciones de los dientes y en uno o dos años, al finalizar el tratamiento, se pueden observar sus increíbles resultados. Dientes perfectamente alineados. Los dientes torcidas, además de afear la imagen, impiden masticar bien y la correcta higiene y desinfección de la cavidad oral. Así que, acude a tu dentista y si cree que lo necesitas, no lo dudes. Por norma general los financian, y además, existen distintos modelos para que puedas escoger el que más te guste.

Es posible escoger entre diferentes tipos de ortodoncia: brackets metálicos (convencionales o autoligables), brackets de zafiro, ortodoncia lingual, ortodoncia invisible (invisalign, alineadent), ortodoncia infantil. Incluso, si quieres, tienes brackets de colores.

Los más recomendables son los brackets convencionales autoligables y la ortodoncia invisible, aseguran en la Clínica Dental Valenzuela, una clínica de referencia en Córdoba donde su equipo humano altamente cualificado y comprometido con el paciente, ofrece infinidad de tratamientos odontológicos y dermatológicos: Odontología Integral, Dermatología, Cirugía Oral e Implantología y Medicina Estética. Todos y cada uno de ellos personalizados y de la máxima calidad, gracias al empleo de las últimas tecnologías con el objeto de hacer diagnósticos y tratamientos precisos. En sus cómodas y amplias instalaciones, sus pacientes encuentran un espacio amable en el que se sienten tan cómodos como si estuvieran en su propia casa.

Los brackets autoligables, afirman, a diferencia de los convencionales, no llevan gomas elásticas para fijar el arco dentro del bracket, sino que es una pestañita integrada en los brackets la que lo sujeta de forma que se unen solos. Así, no hay que sustituir las gomas o ligaduras cada poco tiempo, y además, al no tener gomas, la limpieza de la cavidad oral es mucho más sencilla. Por el contrario, los brackets convencionales, dificultan en gran medida la higiene.

La ortodoncia invisible, es la mejor opción para todas aquellas personas que quieran disimular la ortodoncia, que busquen un tratamiento más estético. Se trata de unas férulas o alineadores transparentes de plástico, diseñado y fabricado mediante programas informáticos en 3D que realizan una simulación virtual de la dentadura desde que el principio del tratamiento, durante todo el proceso hasta llegar a la posición deseada. Y al ser removible, facilita la higiene y la salud bucodental. Además, es muy cómodo y apenas se ve. Nadie se dará cuenta de que lo llevas. Es el favorito de las personas adultas que no desean darle un cambio tan radical a su imagen con unos brackets convencionales.

Brackets autoligables VS brackets convencionales

Los brackets metálicos son un tipo de ortdoncia que se compones de los siguientes elementos básicos: los brackets que son unas pequeñas placas que se fijan al diente y un arco que se une a los brackets haciendo presión y provocando el movimiento de las piezas dentales.

Los brackets autoligables son un elemento que incorpora una pestañita para unirse al arco y se incluye en el mismo bracket, evitando el uso de las gomas o ligadura que llevan los brackets convencionales. Son mucho más cómodos y más higiénicos, ya que permite cepillarse mejor la dentadura.

Con las ortodoncias tradicionales, a diferencia de los brackets autoligables, hace falta un arco para sujetarlos, pero los brackets brackets autoligables llevan un clip incorporado que lo sujeta. que permiten esta fijación.

Las gomas de sujeción se van debilitando con el tiempo, y hay que cambiarlas cada cierto tiempo a fin de que ejerzan una correcta presión que se ejerce desde el arco. Pero gracias a la pestañita, la presión se pueda controlar mucho mejor y los movimientos son mucho más específicos, lo que hace que este modelo sea mucho más eficaz que el tradicional.

Ventajas de los brackets autoligables

  1. Reduce las visitas al dentista al no tener visitarlo para la revisión y el cambio de gomas.
  2. Son más cómodas
  3. No molestan ni duelen y los movimientos también se realizan mucho más rápido.
  4. Mejora la limpieza bucodental y evita la proliferación de bacterias que se atrapan en las gomas.
  5. Es un modelo más eficaz ya que la presión ejercida sea siempre igual, no como en el caso de las gomas.
  6. Los movimientos sean más rápidos y eficaces.
  7. Son más estéticos.

La única pega es que son un poco más caros que los convencionales, pero la inversión merece la pena.