Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Hace falta un crecimiento de la conciencia relativa a la salud dental en nuestro país

shutterstock_2301244737(FILEminimizer)

Hay muchas situaciones en la vida que no son ventajosas para el ser humano, pero en las que este no interviene hasta que es demasiado tarde y empiezan a evidenciarse las consecuencias de sus malos actos. Podríamos poner una nómina muy extensa de ejemplos que pusieran de manifiesto lo que estamos diciendo, pero solo vamos a hablar de uno de ellos, el que va a protagonizar el artículo que habéis empezado a leer. Hablamos de la salud dental, una gran olvidada hasta que su falta empieza a producir problemas en la boca de las personas.

No será por falta de advertencias desde el sector odontológico. Los profesionales de este campo han repetido en innumerables ocasiones que hay que cepillarse los dientes tres veces al día y que hay que acudir a la consulta del dentista al menos una vez al año, aunque no tengamos dolores y creamos que no hay ningún problema en nuestra boca. Si seguimos estos consejos tendremos la capacidad de prevenir cualquier problema y, en caso de que este se produzca, actuar a tiempo para evitar que vaya a más. De este modo, serán dos cosas las que estaremos consiguiendo: en primer lugar, nos estaremos ahorrando un disgusto de los gordos, porque convendremos en que a nadie le gusta padecer problemas bucales. En segunda instancia, estaremos ahorrando una buena cantidad de dinero, que será la que tengamos que invertir cuando la reparación de alguna de nuestras piezas dentales sea irrevocable.

España es un país que no ha venido destacando precisamente por un mantenimiento perfecto de la salud dental de sus ciudadanos y ciudadanas. Y no ha sido por falta de profesionales especializados en la materia, sino más bien por dejadez. Estaréis de acuerdo en que la autocrítica siempre es necesaria para poner soluciones que mejoren nuestra vida. Eso es precisamente lo que estamos buscando, que entre todos y todas detectemos cuál ha sido el error que nos ha conducido a ser uno de los países que peor salud dental guardan de toda Europa. El error ha sido precisamente no seguir los consejos a los que antes hacíamos referencia y que son facilitados por los odontólogos. Ni nos hemos cepillado los dientes tres veces al día ni hemos acudido a la consulta al dentista al menos una vez al año. Hablando siempre en líneas generales, claro.

Es verdad que hemos detectado que estamos evolucionando para bien. La conciencia al respecto de lo importante que es mantener una buena higiene bucal se ha incrementado en España y poco a poco estamos viendo reflejada esa tendencia en los rankings europeos, si bien es verdad que todavía queda camino por recorrer, como es lógico. Las generaciones más jóvenes están creciendo con esa idea de que es imprescindible mantener una buena salud dental para disponer de una buena calidad de vida y han adquirido todos esos hábitos que son necesarios para conseguir este objetivo. Es una gran noticia, está claro, pero sigue siendo necesario que esa conciencia se extrapole al resto de la sociedad. Ahí está el gran reto ahora.

Son muchos los problemas de higiene bucal que afectan a los españoles. Uno de los más clásicos es el que tiene que ver con la caries, que afecta a muchos millones de españoles y españolas. La halitosis también se viene destapando como otro de los grandes problemas, que además lleva aparejada un empeoramiento de la imagen personal de quien la sufre. La gingivitis es otro de los principales problemas que vienen notando los especialistas en odontología del país. Como consecuencia de todo esto, de una alimentación que puede ser mejorable y de una falta de hábitos saludables como lo puede ser ese cepillado al que veníamos haciendo referencia, hay personas en España que necesitan implantes dentales.

En una noticia publicada en Internet, en concreto en la página web del Diario de Mallorca, se hace referencia a que España es uno de los países de Europa en los que más cantidad de implantes dentales se colocan. La información es bastante reciente porque está fechada en septiembre de 2023, así que es más que evidente que sigue habiendo una necesidad clara de mejorar nuestros hábitos. Y es que, según la información, dos de cada diez personas que se encuentran comprendidas entre las edades de 25 y 79 años ya lleva un implante dental. Si contáramos las que lo necesitan en lugar de las que ya lo llevan, el porcentaje sería más alto y por tanto más preocupante.

Según desvelaba la página web Gaceta Dental en una noticia publicada en el mes de abril de 2021, el 42’7% de la población de nuestro país necesitaba algún tipo de prótesis dental. Este porcentaje se asemeja más a la realidad y pone más de manifiesto que sigue siendo necesaria una mejora en lo que respecta a la conciencia de la gente en materia de higiene bucodental. Los datos constituyen la mejor manera de aproximarse a la realidad y detectar los problemas que hay que solucionar. El dato que acabamos de compartir con vosotros es bastante duro, pero muestra a las claras que debemos promover un cambio en el cuidado de nuestra boca si queremos evitar futuros dolores y problemas.

¿Ha cambiado de verdad la sociedad española en lo que respecta al cuidado de su higiene bucodental? ¿Somos ahora más conscientes que nunca de que esto es clave para tener una mejor calidad de vida? Hemos querido saber qué opinan en Icoa, un grupo de profesionales especializado en implantes dentales, de este asunto. Su respuesta ha sido clara: es cierto que la conciencia ha aumentado desde que llegara la pandemia en marzo de 2020. Son ellos y ellas quienes primero lo notan al haber asumido una mayor cantidad de trabajo desde dicha fecha. Y están contentos de que haya personas que se empiecen a tomar en serio un asunto tan importante como este. Pero, eso sí, todos y todas están más o menos de acuerdo en algo: todavía se puede hacer más. España tiene que seguir mejorando en lo que al cuidado de sus dientes se refiere.

¿Cómo llevar a cabo esta mejora?

Esta es la pregunta del millón. La respuesta, a nuestro modo de ver, tiene que ver con ciencias como el marketing y la publicidad. Consideramos que vivimos en un mundo en el que estamos sometidos más que nunca a cualquier tipo de campaña o estrategia publicitaria que quieran sacar las empresas o las instituciones públicas. Creemos que, desde esos dos ámbitos, deberían generarse estrategias combinadas para conseguir que las personas fueran conscientes de una manera definitiva de lo importante que resulta cuidar de su boca y de los problemas que conlleva no hacerlo.

Hoy, disponemos de medios mucho más efectivos que los que existían anteriormente. Las redes sociales son un universo paralelo a la realidad en el que todo el mundo está metido. Por tanto, son una herramienta de un enorme valor para intentar que todo el mundo adquiera un mensaje, para que a todo el mundo se le transmita una idea. A esos medios modernos hay que añadirles una legión de medios que son más antiguos, que quizá tenían más importancia en el pasado, pero que siguen teniendo una cierta repercusión. Esos son la radio, la inclusión de faldones en periódicos o el uso de anuncios en vallas o marquesinas publicitarias u otro medio urbano. Sigue siendo importante que usemos estos medios, especialmente si queremos llegar a un público más mayor.

Es importante también que este tipo de campañas sean habituales en el tiempo. Vale de muy poco hacer incidencia en algún momento concreto en aspectos como la salud dental. Hay que promoverla de manera continuada. Es cierto que podemos hacerlo de manera escalonada, en algunos momentos con más intensidad que en otros, pero lo cierto es que nunca debemos dejar de lado la posibilidad de hacer gala de las ventajas que tiene cuidar de los dientes en diferentes medios de comunicación o soportes y herramientas de publicidad. Así es como debemos ir generando esa conciencia que tan importante resulta para intentar que la salud dental de las personas continúe mejorando en España y este país por fin ocupe el lugar que merece en lo que tiene que ver con este campo.

Es importante que nos tomemos en serio un asunto como del que hemos hablado a lo largo de todos estos párrafos. La salud es siempre lo más importante dentro de una vida, y debemos saber que la salud dental, aunque no pueda ser tan peligrosa como la del corazón, también tiene su papel dentro del mantenimiento de un buen estado corporal. Y es que, sin ella, está claro que podemos sufrir. Un dolor de muelas es bastante grande y puede fastidiarnos un día entero. Por tanto, debemos tener claro que hay que promover en la medida de lo posible todo lo que nos vaya a ayudar a evitarlo. Controlar lo que comemos, cepillarse después de las comidas y mantener una revisión anual de nuestro estado bucal son medidas para ello.

 

Suscríbase a nuestro boletín

Comparte este post con tus amigos

Scroll al inicio