16 enero, 2019

Farmacias en Internet, un servicio necesario

Farmacias en Internet, un servicio necesario

La llegada de Internet ha cambiado nuestra vida. Podemos encontrar páginas de todo tipo, incluidas como no, las farmacias. Hace no muchos años nos parecería impensable el adquirir cualquier clase de producto farmacéutico en una farmacia en línea, pero realmente ha supuesto una forma cómoda de tener acceso a los medicamentos. Todo esto hace que incluso las farmacias hayan tenido que prestar atención a las nuevas tecnologías, debiendo esforzarse por presentar sus servicios detalladamente en una web de forma clara y donde los usuarios puedan encontrar lo que necesiten de forma sencilla.

Si a los consumidores les parece todo un acierto lleno de ventajas, a los empresarios también les supone un beneficio que merece la pena tener en cuenta. Farmacias como Dos Farma, Nou Campanar aseguran que el aumento de actividad en sus respectivas páginas web es clara muestra de una tendencia al alza de los consumidores al utilizar estos servicios. La comodidad y la posibilidad del envío a los domicilios de los usuarios es un factor clave que han terminado por vencer las reticencias que había al principio en el gran público.

Un avance imparable

No nos tiene que extrañar el avance de esta clase de negocios, pues el aumento de la importancia de Internet en nuestra vida diaria hace que los usuarios busquen en la red información sobre los productos que necesitan, un aspecto que también ha llegado al sector de las farmacias. De hecho, en mi caso soy una firme usuaria de esta clase de servicio online porque me hace mucho más fácil la adquisición de cosmética farmacéutica, cremas corporales u otros productos que no precisan de contar con receta médica.

Eso sí, todavía queda camino

Eso sí, muchas asociaciones farmacéutica y estudios realizados por la administración han dejado claro que existe todavía una falta de preparación en las farmacias a la hora de poner en marcha las estrategias de marketing necesarias en las páginas web. Como datos que merece la pena reseñar, un 76,5% de estas farmacias carece de Page Rank o una cifra próxima al 32% de estas farmacias o tienen la necesaria URL descriptiva que haga posible que el usuario pueda recordar de manera sencilla la dirección web o que una cifra superior al 20% de las farmacias carezcan de cualquier tipo de enlaces entrantes.

Si no eres de los especialistas en este tipo de nuevas tecnologías como me pasa mí, quizás te habrás perdido entre tantos datos, pero lo que dejan claro es que las ventas online siguen subiendo, pero hay muchas de ellas que, aunque tengan página web, no pensaban que este sector podría beneficiarse tanto de ello, lo que ha hecho que no inviertan tanto como deberían en sus páginas web ni en marketing digital.

Las farmacias y parafarmacias deben aprovechar todas las nuevas posibilidades que ofrece Internet, pues vemos como el número de usuarios que busca la adquisición de productos en la red ha crecido y esto puede hacer que las farmacias sumen muchos más beneficios pudiendo comercializar más productos de los que pensaban en un principio.

Una expansión a nuevos mercados

Para los profesionales, esos licenciados que tienen una farmacia, el nuevo sector digital es una interesante vía de oportunidad que les puede llegar a permitir la creación de una marca propia y así poder darse conocer a un gran sector de público en muchas áreas geográficas que de otra forma serían impensables.
Eso sí, para poner en marcha todo esto, hay que tener una buena web e implementar una buena estrategia de trabajo que les permita posicionar la empresa en el mercado. Para ello, deberán saber cómo es el target comprador en esta clase de farmacias en línea, donde según los estudios de mercado, el perfil del cliente es una mujer que tiene entre 25 y 35 años, de formación superior y que cuenta con gran conocimiento sobre las marcas.

Las mujeres siguen siendo mayoría

Hablamos en definitiva de usuarios que conocen lo que van a comprar y que quieren calidad al mejor precio. Podemos también apreciar en las estadísticas que, aunque cada vez hay más porcentaje del sexo masculino que se interesa en ellas, de momento la mayor parte, un 77% son mujeres. Estamos ante una nueva forma de tener acceso a los servicios farmacéuticos y al final salen beneficiados, tanto los usuarios como los establecimientos y eso siempre es de agradecer.