23 octubre, 2019

España va poco al dentista

España va poco al dentista

Pocas cosas hay peores que un dolor de muelas. Seguro que muchas de las personas que os disponéis a leer este artículo habéis pensado más de una vez en esto. No cabe la menor duda de que tener problemas dentales es algo que no gusta a nadie. Pero echamos de menos una mayor concienciación de la gente sobre este asunto, porque la verdad es que los índices de asistencia al dentista siguen siendo de los más bajos de Europa en el interior de nuestras fronteras. Este es uno de los retos más grandes a los que nos enfrentamos como sociedad.

Sí que es cierto que parece que en los últimos años se ha experimentado un repunte en lo que respecta al número de visitas al dentista. Nos hemos querido preguntar por los motivos que han hecho esto posible. Y hemos llegado a la conclusión de que un elemento como lo es Internet ha tenido una influencia bastante grande en lo relativo a este asunto. La red es una fuente de información en lo relativo a los problemas que tiene el no cuidar de nuestros dientes y es también una fuente ideal para reservar una cita con este especialista.

Una noticia que fue publicada en el portal web del diario 20 Minutos informaba de que en este país hay una muy baja demanda de dentistas pero una gran cantidad de profesionales en este sector. Esta situación es, desde luego, una pena. No cabe la menor duda de que con el personal del que disponemos tendríamos la capacidad de conseguir que cada español o española tuviese una salud dental envidiable. Sin embargo, no podemos perder la esperanza: como hemos apuntado, la red ha cambiado algo las cosas.

En relación a lo que hemos comentado en el párrafo anterior, es evidente que ha crecido el número de clínicas dentales que existen en nuestro país. Según una publicación del Consejo de Dentistas, la demografía de este tipo de centros en España ha crecido un 102% desde 1994 hasta este año, pasando de ser de poco más de 13.000 en el primero de esos años y siendo, en la actualidad de, de más de 26.000. El alcance de actuación de este sector es ahora muchísimo mayor y hay que saber aprovechar este tipo de situaciones. En España lo estamos haciendo poco a poco, bastante más despacio de que nos gustaría, para ser sinceros.

Internet ya se ha convertido en el principal método para incentivar a la gente para que se cuide sus dientes. Además de la publicidad que emiten a través de este medio las diferentes entidades del sector, las autoridades públicas también realizan todo tipo de campañas de concienciación en la red destinadas a convencer a los ciudadanos y ciudadanas de la importancia que tiene cuidar de sus dientes. Según nos han comentado desde la Clínica Dental Galván Lobo, este tipo de cosas son las que están haciendo posible que, poco a poco, aumente el número de personas de nuestro país que apuesten por cuidar de su boca.

Prevenir en lugar de corregir, la principal necesidad

Es cierto que ya son muchas las personas que acuden al dentista en nuestro país, pero hay que cambiar el momento en el que lo hacen. Principalmente, porque todos y todas solemos acudir a uno de estos centros con el objeto de corregir algún problema que ya se nos ha presentado en nuestra boca. Sin embargo, el objetivo debe ser otro: el de prevenir la aparición de todos esos problemas. Se trata de un cambio cultural muy grande y al que la gente se tiene que ir acostumbrando poco a poco. Desde luego, no es en absoluto sencillo.

Es verdad que Internet nos está siendo de gran ayuda para ello. La cantidad de gente que usa este elemento en los tiempos que corren le convierte en la principal fuente de influencia de la que podemos echar mano. Y por eso el realizar diferentes estrategias de marketing digital se ha convertido en otra de las cuestiones que las clínicas dentales han de asumir en un momento como en el que nos encontramos. Esa es la mejor manera de influenciar a la gente y demostrarle que no cuidar de sus dientes solo les puede traer problemas.

En otros países, esta estrategia está funcionando a la perfección, habiéndose registrado aumentos en lo que tiene que ver con la cantidad de personas que acuden hasta este tipo de centros. En España, a pesar de que hemos mejorado ligeramente, todavía se puede afirmar que la asistencia al dentista todavía es insuficiente. Y eso va a generar problemas no solo hoy, sino también mañana, para la ciudadanía. No nos lo podemos permitir. Por eso, tenemos que aumentar nuestra fuerza de voluntad. Ir al dentista no es algo malo. Todo lo contrario. A veces, es la única manera que podemos encontrar para mejorar nuestra salud personal. Y ahora la podemos encontrar a través de la red. ¿Vamos a dejar escapar esta oportunidad?