16 junio, 2022

El patinete eléctrico quintuplica su demanda en solo cinco años

El patinete eléctrico quintuplica su demanda en solo cinco años

En los últimos tiempos, probablemente hayáis identificado una enorme variedad de nuevas necesidades para nuestro día a día. La tecnología es un filón para eso: hemos necesitado ordenadores más potentes, tablets, smart TVs para acceder al mejor contenido audiovisual… Pero la verdad es que hay más cosas que hemos necesitado para modernizar nuestro hogar y nuestra vida en general. De entre todas ellas, queremos destacar una que cada día está más presente en las calles y plazas de cada ciudad y pueblo español. Hablamos, como no podía ser de otra manera, del patinete eléctrico.

Seguramente, todos los días os encontréis con alguna persona que va subida en uno de ellos. Empezamos a dejar de extrañar estos elementos porque ya son habituales en nuestro barrio y porque se han convertido en parte activa del tráfico que se genera en torno a él. Los patinetes eléctricos constituyen una de las grandes modas de la actualidad porque resultan de mucha utilidad para personas que no tienen que hacer desplazamientos demasiado largos y quieren evitar los problemas típicos de la circulación en coche: el alto coste de la gasolina o el diésel y los problemas de aparcamiento, tan comunes en las grandes ciudades.

En una información vertida por el portal web del diario 20 Minutos se aseguraba que el uso del patinete eléctrico se había multiplicado por cuatro en la ciudad de Barcelona en tres años, desde 2017 hasta el cierre de 2019. Se trata de un dato que deja claro que estamos hablando de una de las tendencias del momento y que hay muchas personas a las cuales este artilugio les ha venido de perlas a la hora de hacer frente a todo lo que tiene que ver con sus desplazamientos diarios. Siendo así, no nos extraña que la demanda sea tan alta.

La misma noticia apuntaba otro interesante dato que queremos destacar: hay un perfil de uso muy claro en lo que tiene que ver con instrumentos como el patinete eléctrico. Se trata de hombres de entre 30 y 44 años. Constituyen entre el 60% y el 70% de los usuarios totales de patinetes eléctricos. Este dato, que también es bastante significativo, es el que sí creemos que va a cambiar algo en los próximos años puesto que estamos convencidos de que las mujeres y la gente más joven de 30 años va a empezar a usarlo.

El patinete eléctrico es la tendencia del momento y lo demuestran los datos de las ventas de los que disponen en algunos de los centros en los que se venden. Un ejemplo lo hemos encontrado en Megahogar, donde nos indican que el aumento de la demanda ha sido tan espectacular que quintuplica al que se registró hace cinco años. Se trata de una cifra sintomática y que explica el aumento de la presencia de estos medios de transporte tanto en grandes urbes como en pequeños municipios. Y ojo, porque nos da la sensación de que esta tendencia no va a quedarse solo aquí.

La comodidad, principal razón por la que se ha empezado a estilar el patinete eléctrico

Vivimos en una sociedad en la que todo lo que tenga que ver con impulsar la comodidad de las personas triunfa por completo. El asunto que mejor lo define es el crecimiento del comercio electrónico, que ya nos permite comprar sin tener la necesidad de salir de casa. Ahora, poder desplazarnos sin tener que andar o movernos con un coche, que al final es algo que nos puede generar problemas sobre todo a la hora de aparcar, es prioritario cada vez para un volumen de gente mayor. Y, si os somos sinceros, no nos extraña en absoluto.

No solo España ha sido el terreno en el que ha empezado a ser habitual una tendencia como de la que venimos hablando. También en buena parte de los países europeos es normal encontrarse con patinetes eléctricos por las calles. Ni que decir tiene que esa es la mejor prueba de que hablamos de un instrumento que funciona. Si personas con una cultura, modo de vida y pensamiento tan diferente están de acuerdo a la hora de usar un instrumento como del que estamos hablando, significa que hay algo que ese instrumento hace bien.

Preparaos, porque la fiebre por el patinete eléctrico no acaba aquí ni mucho menos. Más y más gente se va a unir al club de todas aquellas personas que ya usan este medio de transporte a diario, un club que lleva creciendo años pero que tenemos la sensación de que todavía no ha alcanzado su auge. Algunos de los datos que os hemos proporcionado a lo largo de todos estos párrafos se van a quedar pequeños en comparación con los que están por llegar. Eso querrá decir que el patinete eléctrico se ha convertido en la primera opción para la mayoría de los españoles a la hora de desplazarse. Sucederá más tarde o más temprano, pero sucederá.