16 diciembre, 2021

El CBD, una tendencia muy de moda en la actualidad

El CBD, una tendencia muy de moda en la actualidad

El CBD es uno de los productos que más podemos encontrar en las tiendas en los últimos tiempos y es que de unos años para esta parte su consumo ha ido aumentando de forma meteórica. Y es que quizá se deba al paso de los años, a que vivimos en un mundo cada vez más globalizado o a que sencillamente nuestros han ido cambiando y evolucionando con el paso de las fechas, pero lo cierto es que el boom que está viviendo este producto ha sido conocido en muy pocos otros aspectos.

Así, para todos aquellos que, como nosotros, no estáis muy puestos en este tema, nosotros os queremos acercar de primera mano en que consiste el CBD, qué es, cuales son sus beneficios… en definitiva, dar un paso al frente para conocer un poco más un producto que, como os decimos, cada vez encontramos en más tiendas y, de hecho, muchas de ellas son especializadas en este tipo de elementos. Es por todo ello por lo que sin más dilación pasamos a hablaros en profundidad del CBD.

El cannabidiol, o CBD, es el principal componente del cannabis. Está presente en la flor resinosa, suponiendo hasta el 45 % del extracto de la planta. El CBD forma parte de los algo más de 100 cannabinoides exclusivos de la planta del cannabis. Así, en concreto se trata de un compuesto natural no psicoactivo o psicotrópico, con un potencial terapéutico enorme. Los investigadores tratan de dilucidar sus propiedades y su capacidad para mejorar síntomas de diversas enfermedades, mejorando así la calidad de vida de los pacientes. Pero ahora que lo hemos definido, muchos nos preguntamos… ¿para qué sirve el CBD? El aceite de cannabis rico en CBD se usa como complemento o suplemento alimenticio, remedio tópico o tratamiento farmacológico para el alivio del dolor crónico, la inflamación en enfermedades inflamatorias intestinales o cutáneas, la ansiedad, la depresión o la gravedad y frecuencia de las convulsiones en epilepsias refractarias. Se emplea asimismo para tratar síntomas de enfermedades neurológicas o neuropsiquiátricas como la esclerosis múltiple, el alzhéimer, el párkinson o la esquizofrenia. Junto con el otro cannabinoide más estudiado, el THC, ha demostrado inducir la muerte de células cancerosas in vitro e in vivo en modelos animales, inhibiendo la progresión del tumor. En este sentido, si vosotros queréis probar estos beneficios de los que os hablamos, nosotros os recomendamos que os paséis por CBD on, donde encontraréis una gran variedad de aceites, cada uno con sus propiedades, cuyo consumo es totalmente legal e indicado para ciertos casos.

Sin embargo, como ocurre con todo en esta vida, lo cierto es que el consumo de CBD también cuenta con ciertas contraindicaciones y efectos secundarios, que, aunque son pocos, lo cierto es que debemos de mencionarlos. En este sentido, el CBD interactúa con fármacos, pudiendo reducir o prolongar su actividad: desactiva o amplifica las enzimas del citocromo P450 (abreviado CYP), alterando el modo en que se metabolizan gran cantidad de compuestos y productos farmacéuticos. Es por ello por lo que nosotros te recomendamos que consultes, pues, con tu médico si estás tomando algún medicamento. Y procede con cautela si tienes historial de enfermedades mentales, abuso de alcohol o drogas, o estás embarazada o en período de lactancia. Además, muchos aceites de cannabis para vaporizar (e-líquidos, o líquidos para cigarros electrónicos) contienen propilenglicol. Este aditivo químico, al sobrecalentarse, produce formaldehído, un subproducto carcinógeno. Y otros posibles efectos secundarios son: sequedad bucal, debilidad, cansancio, cefalea y mareos.

¿Qué Beneficios aporta el CBD?

Aún no conocemos todas las cualidades medicinales del CBD y queda mucho por investigar, si bien hasta el momento hay evidencia de propiedades:

  • Analgésicas
  • Antiinflamatorias
  • Ansiolíticas
  • Antitumorales
  • Anticonvulsionantes
  • Antipsicóticas
  • Neuroprotectoras

Lo que le proporciona, según estudios clínicos, valor o potencial terapéutico para las siguientes patologías:

  • Dolor crónico.
  • Enfermedades inflamatorias autoinmunes, como la artritis.
  • Cáncer: tumores cerebrales (gliomas), de piel (melanoma y carcinoma cutáneos), de mama, de páncreas, de hígado y de próstata, entre otros; en el tratamiento paliativo, mejora síntomas de la quimioterapia como dolores físicos, náuseas, vómitos e insomnio.
  • Ansiedad, estrés y depresión.
  • Trastornos neurológicos: enfermedad de Alzheimer (EA), demencia, enfermedad de Parkinson (EP) y otros trastornos del movimiento, esclerosis múltiple, epilepsia refractaria o accidente cerebrovascular (ACV).
  • Enfermedades neuropsiquiátricas: esquizofrenia, autismo, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), trastorno por estrés postraumático (TEPT) y alcoholismo.
  • Síndrome metabólico: obesidad y diabetes.
  • Desórdenes cardiovasculares.
  • Enfermedades inflamatorias intestinales (EII): enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa.
  • Enfermedades inflamatorias crónicas de la piel: dermatitis, psoriasis y acné.