16 junio, 2022

Cómo hacer una nueva mudanza

Cómo hacer una nueva mudanza

Si te encuentras en la situación de querer mudarte a un nuevo domicilio y precisas de una serie de consejos para la organización de la mudanza, te recomendamos que leas nuestro artículo:

Lo primero en que debes pensar es si harás la mudanza por tu cuenta o la vas a dejar en manos de una empresa de mudanzas experta. En el caso de que la hagas por ti mismo vas a necesitar contactar con varias empresas del sector de la mudanza para solicitar presupuesto. No te olvides que la organización correcta es la que posibilita que una mudanza tenga éxito.

Vamos pues con los consejos:

Deshazte de las cosas que no vayas a necesitar

Ya que te vas a mudar de casa, lo mejor es tirar o regalar el mobiliario y demás objetos que no vayas a necesitas. Una buena manera de no tener que estar cargando con una serie de cosas que seguro te olvidarás en un apartado rincón de tu nuevo hogar y vas a tener más libertad de espacio.

Comienza a empaquetar todos tus enseres con bastante antelación

Si quieres ir organizando la mudanza con poco estrés, lo mejor es empezar a ir recopilando los objetos personales como un mes antes de que comience la fecha que has previsto para la mudanza. Comienza por empaquetar todo lo que no vayas a necesitar para tu vida diaria, caso de libros, la ropa de una temporada anterior, etc.

Adquiere antes los materiales que necesites para el embalaje de los objetos:

Si quieres embalar estos objetos personales, vas a tener que contar con algunos materiales como cajas de cartón que estén vacías, papel, plástico con burbujas, tijeras, cinta adhesiva, papel para hacer anotaciones, rotuladores, etc.

Organización de las cajas en categorías

Es importante ir agrupando algunos objetos pequeños que sean parecidos en cajas y separar los objetos de valor o de más fragilidad de todo el resto de tus pertenencias.

Desde la experiencia que tienen en mudanzasalicante.com nos han comentado que siempre es útil ir guardando la totalidad de objetos por cada habitación e ir marcando en cada caja el nombre de la habitación de que se trate.

Esta manera de desempaquetar va a ser más fácil, pues vas a saber en qué habitación van a ir las cosas en cada una de las cajas.

Otro de los trucos es ir poniendo en cada caja pegatinas de colores para que si optas por hacer una mudanza con una empresa, los trabajadores de la misma sepan en qué habitación del nuevo hogar irá cada caja y pegatinas del mismo color en la puerta de la habitación para que los profesionales sepan en dónde irá cada una de las cajas.

Según embales los objetos personales, vas a tener que ir sellando cada caja mediante cinta adhesiva y pon número a la etiqueta del cuarto y al contenido del mismo.

Así es como vas a saber las cajas que vas a tener y será más sencillo el saber si van a estar todas en cuanto te traslades a tu nuevo domicilio.

Porta los objetos de valor contigo

Si quieres evitar que algunos objetos personales de alto valor, se pierdan en el proceso de mudanza del hogar o que se deterioren, lo mejor es que los lleves contigo.

Realizar un inventario

Haz un inventario donde quede reflejado el número de cajas que te llevarás a tu cada nueva y los objetos personales que deberán ir en cada una de las cajas. Así es como vas a poder comprobar que una vez que se desembales cada caja no se perderá nada en el traslado.

Permisos y direcciones

Debes consultar si tienes que obtener un permiso para aparcar los camiones de esta empresa en tu dirección nueva o para colocar una grúa si tus muebles no caben por el ascensor o las escaleras.

Contratación del seguro de mudanzas

Aunque la ley demanda a la totalidad de empresas de mudanzas es posible que algunas no lo oferten.

Si este es el caso, será necesario que contrates un seguro que mudanzas que llegue a cubrir los riesgos que puedan afectar a tus enseres personales en el transcurso de la mudanza.

Lo que debes tener claro es que la empresa de mudanzas elegida, en el caso de que no quieras hacerlo tú, deberá embalar tus objetos con buenos materiales de tal forma que no vayan a sufrir desperfectos mientras se realiza la mudanza en cuestión.

Se deben cubrir la totalidad de riesgos que puedan sufrir las pertenencias gracias a una póliza de seguros.