21 octubre, 2015

Cocinas con islas

Cocinas con islas

Islas, eso es lo que se lleva ahora en cuestión de cocinas y no estoy hablando precisamente de arena y palmeras sino de esos módulos que se ponen en las cocinas a modo de mesa donde a veces hay electrodomésticos, otras el fregadero y otras vece son hay nada, sólo almacenamiento y el espacio superior. Pero como consejo os digo que no encarguéis a cualquiera este tipo de módulo porque aún no está muy extendida la moda en España y es mejor pedírselo a un especialista como por ejemplo la tienda de cocinas en Sevilla Andukin, en ellos sí podéis confiar, y los que no sean de esta provincia hacer antes una buena búsqueda por Internet viendo bien las referencias antes de contratar nada.

En este enlace podéis ver a lo que me refiero. La isla puede darnos muchísimo juego dentro de la cocina además de espacio donde poder trabajar gracias al tramo de encimera de más que conseguimos. Lo importante es diseñar una cocina funcional con sentido común porque lo que tampoco puedes pretender es meter una isla en una cocina de 4 m2, eso sería una auténtica locura porque apenas podríamos movernos por ella para trabajar y cocinar así que la opción de la isla en este tipo de cocinas tan pequeñas quedaría totalmente descartada.

Ten en cuenta que en la isla, además de encontrar más espacio de almacenaje e incluso espacio donde poner algún electrodoméstico o el fregadero clásico, también se puede aprovechar para colocar detrás de ella una pequeña zona de desayuno o cena informal con taburetes altos que además pueden dar un toque muy cool a la estancia, muy americano.

Lo más importante a tener en cuenta si quieres reformar tu cocina y poner una isla en ella es que deben haber unas distancias mínimas entre la isla y la línea de muebles de cocina o pared, mínimo 1 metros porque tienes que poder abrir todas las puertas sin chocar y moverte con holgura para trabajar en ese espacio, aunque lo ideal sería 1,20 metros.

Con respecto a la distribución ten en cuenta que hay varias opciones porque puedes poner los muebles en dos ileras en paralelo o incluso en forma de L, lo que en lugar de una isla sería una península. Vamos, como si España fuera esa Isla (península en este caso) que sale de Europa, que es el resto de la cocina. En este ejemplo nosotros cocinaríamos y nos moveríamos por el mediterráneo, ¿entendéis? Gran imagen, ¿no?

Además puedes jugar con la originalidad o lo atrevida que seas y cambiar el color de los muebles de la isla o de la encimera y darle así un toque divertido a la cocina. Pero esto ya es cuestión de gustos porque a mí, personalmente, me gusta más todo del mismo color. A lo mejor es que soy demasiado clásica en ese sentido, nunca se sabe.

También tened en cuenta que están muy de moda las campanas extractoras confirmas geométricas, así como muy del futuro, así que si aúnas las dos ideas en una misma cocina te puede quedar todo muy moderno y a la moda.

Deja un comentario