29 octubre, 2020

La porcelana en la decoración de interiores: modernidad y elegancia

La porcelana en la decoración de interiores: modernidad y elegancia

La porcelana forma parte de nuestro día a día, ya que se utiliza para productos cotidianos que necesitamos y la podemos encontrar en muchos de los artículos de nuestro hogar. Estos productos suelen ser de un estilo exquisito, como piezas únicas parte de nuestra decoración y que le dan un toque elegante a los espacios en donde les colocamos. Incluso, la delicadeza y la elegancia de las piezas de porcelana es tal, que existen coleccionistas que las compran por su valor decorativo.

Además, la porcelana es un material muy versátil, ya que hay piezas que se pueden utilizar para adornar nuestro armario, mientras que otras pueden hacer brillar nuestra vitrina. Muñecas de porcelana, floreros…

Quizá, es por estas cualidades que nos encontramos en plena efervescencia ceramista, y es que la cerámica y la porcelana están arrasando en el mundo de la decoración en todas sus vertientes. Hoy es fácil encontrar casi cualquier objeto hecho con este material y cada vez son más los hogares que le escogen como favorita para llenar sus espacios.

Los artistas de la porcelana y la cerámica están resurgiendo casi de una manera tan poderosa como en los años 70. Estos cuidan que sus piezas sean más refinadas y muchas de ellas vienen adornadas con motivos que nunca nos habríamos imaginado en una pieza de porcelana: calaveras, retratos, dibujos absolutamente naive…

La historia detrás de las piezas de porcelana

Como todos sabemos, la porcelana proviene de China; solo que ahora la podemos encontrar ya por todo el mundo. La historia de este material comienza en  el año 620 cuando fue creada por el imperio Chino y fue evolucionando y manteniéndose en el tiempo hasta ser el material tan reconocido que es hoy en día. Tanto así, que su comercio es muy importante para la economía China, siendo que gran parte de lo que producen está pensado para la exportación, haciéndose prácticamente con el monopolio mundial en materia.

Mientras tanto, en Europa, se empezó a fabricar porcelana fue durante los primeros años de 1700, cuando el alquimista Friedrich Böttger descubrió en Alemania cómo elaborar una porcelana muy similar a la china. Fue un gran éxito y sólo algunos de los que se dedicaban a su fabricación conocían su secreto.

Así fue como los reyes europeos, alemanes y franceses comenzaron a decorar con porcelana sus palacios. Poco tiempo después de esto, se instaló la primera fábrica en Meissen, Alemania, aunque cerró en poco tiempo. Sin embargo, esto no detuvo el paso del material dentro del mercado y poco a poco empezaron a aparecer otros fabricantes importantes de porcelana en Europa, como Rosenthal, Hutschenreuther, Seltmann Weiden, Kahla o Arzberg.

Luego, a partir del siglo XX, se empezó a utilizar cada vez más, aumentando considerablemente la producción de este material con la proliferación de fábricas. Y hoy en día,  en España, específicamente en Valencia, se encuentra uno de los puntos más importantes en la producción de porcelana para decorar.

Tipos de porcelana para elegir

Depende del tipo y la calidad de la porcelana será el uso que le daremos. Pero, indistintamente de cual sea nuestra elección, este material le dará a nuestro hogar un toque elegante y delicado. “El oro blanco”, que es uno de los apelativos de la porcelana, se hace principalmente con feldespato, cuarzo y caolín. Dependiendo del porcentaje de estos elementos utilizados durante su elaboración, la porcelana será más dura o suave. Por ejemplo, cuanto más caolín contenga en combinación con otras sustancias, más dura será. Siendo este estilo de porcelana el que se fabrica en Europa, mientras que la más blanda se produce sobre todo en Inglaterra, Japón y China.

Otras características resaltantes de la porcelana es su distintivo color blanco, traslucidez y su brillo único. Sin embargo, y aunque como dijimos anteriormente, nos solemos referir a ella como “oro blanco”, ya que este suele ser su color básico, esta no siempre es blanca. De hecho, hay porcelana de otros muchos colores. Esto sucede porque se le ha dado dicho color durante la cocción, además de otros elementos decorativos, diseños, etc.

A la porcelana de colores se le añaden algunos compuestos durante su producción. Por ejemplo, para obtener el color verde, se añade celadón. Y para darle un efecto brillante hay que ponerle el esmalte. También hay porcelanas de color rosa, lo que se debe al uso de ciertas sales de manganeso y compuestos de oro. Por su parte, la porcelana marrón es muy utilizada para la cocina, para la creación de utensilios, siendo que su color se debe a óxidos metálicos.

A la porcelana negra se la conoce como noire porcelain, en francés, y además de por su color, se distingue por no ser traslúcida. Este tipo de porcelana tiene la particularidad de ser de especial cuidado a la hora de limpiarla, ya que no se puede lavar con jabón bajo ningún concepto, ni a mano ni en el lavavajillas. Puedes lavarla con agua caliente y añadir un poco de vinagre, sobre todo si el agua tiene alto contenido de cal.

Y por supuesto, también hay porcelanas pintadas de colores. Estas no tienen la calidad ni el aspecto de la porcelana tintada durante el proceso de fabricación, pero aún así la decoración con este tipo de porcelana queda estupendamente y da un toque de alegría y color a los espacios.

La porcelana en la decoración de interiores

La decoración con porcelana no se limita a platos y objetos de cocina, hay mucho más. Hoy en día es muy fácil encontrar un sinfín de objetos y accesorios decorativos hechos de porcelana, desde los típicos platos y jarrones, hasta elementos decorativos de los modernos y pomos para puertas. Los elementos más frecuentes son:

  • Jarrones, tanto pequeños para colocarlos sobre una mesa, como grandes para ponerlos en el suelo.
  • Portavelas, ideales para una decoración sobria y elegante de estilo clásico y sofisticado.
  • Lámparas con base de porcelana y tulipas intercambiables.
  • Estatuas decorativas para colocar en cualquier superficie y rincón de tu casa. Es una adquisición perfecta si quieres darle a tu casa un estilo más artístico y sofisticado con estas estatuillas de porcelana. Eso sí, debes saber que requieren de mucho cuidado a la hora de limpiar el polvo, porque la porcelana es un material muy delicado.
  • Los platos de porcelana, por ejemplo, ya no solo adornan las vitrinas, sino que también se han hecho los dueños de las paredes. Decorar con platos es tendencia: en cocinas, también en comedores, pasillos, dormitorios y hasta en baños. Lo que debes hacer es mezclar diseños clásicos, platos antiguos, con otros más modernos y coloridos para que la combinación sea llamativa; o cubrir una pared con platos del mismo tono y que estos vayan haciendo figuras. La imaginación es el límite.
  • Las manillas o tiradores de porcelana para puertas de interior también son un elemento de decoración más para tu casa para aportar personalidad, originalidad y funcionalidad. Es lo primero que se ve al entrar en una estancia, por lo que si escoges una adecuada y con estilo le dará un toque especial a tu casa, oficina o apartamento vacacional. Por ejemplo, si tienes unas puertas negras o blancas, los acabados de acero inoxidable o aluminio en las manillas les aportarán luz y un toque de elegancia. Pero, si el estilo de tus puertas es más clásico, Manigrip, expertos en puertas, manillas y accesorios, te recomiendan que es cuando debes optar por manillas de latón o porcelana.

Por cierto, esta tendencia de usar porcelana para la decoración de interiores ha llegado que hasta tal punto, que ahora incluso es posible decorarla a nuestro gusto mediante rotuladores especialmente diseñados para que la tinta no se borre. Así puedes hacer tus propios diseños dependiendo de lo que hayas pensado para tus espacios y hasta las puedes convertir en un regalo personalizado, incluso para que los niños puedan decorarla.

Y es que, por si no lo sabías, la porcelana se sitúa en el top de los materiales para regalar a un ser querido de cara a un momento especial. Una pieza única de porcelana siempre te dejará bien en una boda. Puedes regalar una figura de porcelana para decorar la vitrina, o también puede ser algo a lo que le vayan a dar más utilidad, como una fina vajilla de porcelana, tazas, platos; hay para elegir.

Así, la porcelana oriental sigue ganando adeptos a las decoraciones más clásicas o de estilos eclécticos, donde predomina la decoración muy lineal y moderna. Piezas únicas, exclusivas, de alta calidad que sin duda dan un aire de excelencia a cualquier hogar.

¿Cómo cuidar la porcelana?

Al decorar nuestra casa con elementos de porcelana, debemos pensar en su limpieza y cuidado. Como cualquier otro material, la porcelana también necesita de sus cuidados, mantenimiento y limpieza. En especial, si se trata de objetos de uso diario.

En el caso de la porcelana que utilizas para decorar, tendrás que limpiarle el polvo de vez en cuando, para lo que basta tener cuidado al hacerlo y listo.

Mientras que, para los objetos de uso diario como los utensilios de cocina de porcelana, asegúrate de que puedas meterlos en el lavavajillas. De no ser así, tendrás que lavarlos a mano con mucho cuidado. Por ejemplo, si vas a utilizar el fregadero no debes olvidarte de poner solo una pieza, ya que de lo contrario pueden chocar entre ellas y deteriorarse. Así, con estos simples cuidados, tus piezas no sufrirán ningún daño.