21 marzo, 2022

La estética dental aterriza con fuerza este 2022

La estética dental aterriza con fuerza este 2022

La estética dental es, sin duda alguna, una de las tendencias que aterrizan con fuerza este 2022 y es que, además de la tecnología, que sigue evolucionando a pasos agigantados, lo cierto es que la medicina estética y en concreto la estética dental también están llegando con mucha fuerza a nuestras vidas.

Esto se debe a que cada vez nos preocupamos más en lucir más guapos y, por ende, este tipo de tratamientos tienen un crecimiento muy rápido de clientes nada más salir al mercado. En este sentido, para que vosotros conozcáis de primera mano que se llevará este año, nosotros os resumimos algunos de los tratamientos más demandados en lo que a estética dental se refiere:

  • Las carillas dentales son el último grito en sonrisas. A día de hoy, desde luego, las carillas son uno de los tratamientos que está triunfando entre multitud de personalidades reconocidas y es así como es uno de los recursos más tenidos en cuenta para cubrir desperfectos en la dentadura, ya que, tanto para pequeñas roturas como para alteraciones de tono, este tratamiento ha supuesto una revolución en odontología. Esto se debe también a la facilidad de su colocación, rápida y sencilla, lo que lo vuelve a su vez un tratamiento indoloro y que, con el cuidado adecuado, cuenta con una alta durabilidad. En este sentido, las carillas dentales más tradicionales son las elaboradas a partir de composite, resinas sintéticas a las que el dentista da forma para que se adapten a nuestros dientes, creando una nueva superficie que acabe con las imperfecciones. Por otro lado, encontramos las carillas de cerámica o porcelana, el último grito en este ámbito que ganan en duración del tratamiento y naturalidad del resultado.
  • Blanqueamiento dental para una sonrisa blanca y feliz. Todos nos hacemos una idea de qué es un blanqueamiento dental. Sin embargo, en los últimos años, la popularidad de mantener un tono más blanco para nuestros dientes ha hecho que los productos blanqueantes así como las opciones de este tratamiento en clínicas dentales se multipliquen y diversifiquen. A día de hoy, las opciones de blanqueamiento permiten realizarlo tanto en nuestra clínica habitual de manera íntegra, como, bajo la supervisión y pautas de nuestro dentista, hacerlo nosotros mismos de manera ambulatoria en casa. En ambos casos el procedimiento es similar: se aplica un agente blanqueante (habitualmente peróxido de hidrógeno) que debe estar en contacto con el esmalte de nuestros dientes el tiempo suficiente para realizar su efecto. Si bien, si realizamos el tratamiento en clínica, éste se completará en una menor duración, ya que cuentan con lámparas específicas para acelerar el proceso, así como con productos más concentrados que los utilizados en la vía ambulatoria. Por ello, nosotros os recomendamos que acudáis a la clínica dental de confianza y, en caso de no tenerla, os invitamos a que os paséis por la Clínica Smile Me, quienes os atenderán con mimo y cuidado y os aconsejarán siempre acerca de cuales son las mejores opciones que tenéis para disfrutar de una boca sana. Y es que en caso de que hagáis el tratamiento en casa, el producto se aplica en férulas que el paciente lleva puestas habitualmente por la noche. Además, otra opción, en caso de que el cambio de tono se haya producido en dientes en los que se ha realizado una endodoncia, es el blanqueamiento interno. En este caso el producto se aplica en el interior del diente, que es de donde proviene el cambio de coloración.

Ortodoncia invisible para descubrir el poder de Invisalign

La odontología estética y la ortodoncia se han unido para que digamos adiós a los molestos y poco favorecedores brackets. Gracias a los avances en ortodoncia, hoy podemos contar con un tratamiento efectivo y prácticamente indoloro para alinear nuestra dentadura y, además, sin ningún tipo de repercusión estética. En este caso, la ortodoncia invisible, llamada Invisalign, no posee un objetivo directamente estético. Esto quiere decir que su razón de ser es conseguir la correcta alineación y posicionamiento de nuestras piezas dentales, lo cual es fundamental para asegurar la salud funcional de nuestra boca.

Sin embargo, esta ortodoncia tiene evidentes repercusiones estéticas, pues dicha alineación es la que da forma a la sonrisa que buscamos. Y, además, cuenta con el importante plus visual de ser invisible, lo que supone una gran mejora frente a los anteriores tratamientos en ortodoncia, los conocidos brackets que, además de ser más molestos, afectan de forma manifiesta nuestra sonrisa. Así, Invisalign se basa en, a partir de sucesivos moldes de nuestra boca, ir utilizando férulas transparentes en las que nuestro dentista va incluyendo las diversas modificaciones que harán que, mientras las llevamos puestas, los dientes se vayan moviendo poco a poco y recolocando en el espacio que les corresponde. De esta forma, cada férula supone un paso más en esta recolocación, contando cada paciente con un tratamiento invisible que, sin dar muestras de ello, está trabajando para conformar la sonrisa que todos deseamos lucir.