22 enero, 2020

Consejos para reformar de forma atractiva nuestra cocina

Consejos para reformar de forma atractiva nuestra cocina

Muchas veces queremos reformas nuestra cocina, pero realmente no se sabe por dónde empezar. Vamos a ver una serie de consejos para que se pueda reformar y que además sea práctica y dure.

La distribución tiene que ser funcional

Lo mismo da que sea en forma de L, Y, isla o península, pero siempre hay que tener bien claro cómo se desea, algo que tendrá que ser en base a las costumbres y a lo que necesitemos. Pensemos en que las familias suelen crecer y los hábitos poco a poco van cambiando, por lo que siempre hay que pensar en el futuro. De lo contrario, habrá que reformar la cocina en tan solo unos pocos años, ya que la distribución no será tan funcional, por lo que mejor que el diseño te dure unos cuantos años.

Resistencia de la encimera

Existen 3 elementos importantes a la hora de acertar con la encimera. La resistencia, mantenimiento y el estilo. Cuando elijas la tuya, lo mejor será apostar por una encimera que dure, tanto en durabilidad como en el apartado estético.

Hay que tener en cuenta que las modas van cambiando y que los colores y las texturas también pueden llegar a quedarse anticuados en tan solo unos años, por lo que siempre opta por los colores neutros, así como unos acabados sencillos, que es más complicado que se queden anticuados.

Adquirir unos electrodomésticos que decoren

No olvidemos que los electrodomésticos tienen un gran protagonismo, por lo que merece la pena invertir en ellos, pero siempre recordando que las modas también terminan por pasar, por lo que siempre es bueno elegir algo que va a seguir gustándote aunque pasen los años.

Iluminación perfecta

No solo es importante la iluminación de carácter cenital de la cocina. Igualmente, merece la pena colocar alguna clase de luz sobre la superficie en la que se trabaja. Sí que es cierto que en los últimos años comienzan a verse muchas tiras de luces en LED debajo de los muebles de altura, lo que no solo ilumina convenientemente, también da un aire de gran modernidad a la decoración de la casa.

Pavimento resistente a las pisadas

Actualmente, en el mercado existen muchos modelos y en multitud de materiales, tales como el gres, vinilo o porcelana. Como siempre, de la calidad va a depender la durabilidad, por lo que si se quiere un suelo que no vaya a desgastarse pasado el tiempo, habrá que invertir en materiales que puedan durar.

En Alfa Interiorismo, aseguran que en base a su experiencia con los clientes, si se va a reformar la cocina, pero no se tiene clara la distribución o los materiales, siempre es mejor contactar con especialistas en vez de embarcarse en algo que terminará siendo fallido o no ajustándose a lo que realmente se necesita.

¿Qué idea hay que tener claras?

Lo principal es que se pueda aprovechar al máximo la cocina, contar con gran capacidad para el almacenaje y que el trabajo se pueda hacer de la manera cómoda, algo fundamental a la hora de planificar la cocina.

Cuando se reforma la cocina, es necesario establecer un plan en todo el proceso, desde la renovación de las instalaciones  hasta la distribución y posterior colocación del mobiliario, todo para que el tiempo que haya de obra sea el más reducido posible, así como el resultado tenga la mayor practicidad posible.

La determinación de las verdaderas necesidades

Esto es importante, pues así se puede elegir la cocina que más nos conviene. No es igual cocinar todos los días que los fines de semana.

Dibujar un plano donde se vea clara la distribución

Todo ello lo va a determinar la forma del espacio y los metros disponibles. Para ello hay que medir bien y dibujar correctamente la distribución.

Las zonas se distribuyen dependiendo de la función que tengan

Hay que pensar que una cocina que se organice bien y que sea funcional tendrá que subdividirse en tres áreas, las cuales se van a situar en los vértices de un triángulo imaginario. A él se le llama así por la zona de lavado, cocción y de almacenaje.

Así es como se facilitan los movimientos y evitamos desplazamientos innecesarios donde se pierde tiempo. Merece la pena poner superficies de apoyo junto a cada una de las zonas.

Renovación de todas las instalaciones

Siempre es bueno aprovechar que vamos a reformar la cocina, para optar por actualizar las instalaciones, lo que ayuda a evitar las obras que puedan hacerse antes o después en el futuro. Si las tuberías están mal o tienen más de un cuarto de siglo, toca renovarlas, por lo que es buena idea el repasar nuestra instalación eléctrica.

Los muebles mejor de calidad

Siempre es de gran importancia que los muebles tengan una calidad contrastada, pues la cocina es una de las zonas de la casa que más desgaste sufre. En este caso, la estructura de los muebles mejor que tenga una alta resistencia y que tenga buena calidad.

La ergonomía cuenta

Cuando se colocan los muebles no te olvides de la comodidad. Siempre va a ser más ergonómico no colocar los armarios altos a una altura mayor de 1,40 metros del suelo. En su lugar pon las encimeras a una altura de unos 90 cm.

A la hora de poner más fácil los desplazamientos, lo mejor es que la distancia entre las distintas zonas del triángulo de trabajo no sea inferior a 2 metros ni superior a 6 metros. En el caso de que elijas una isla, siempre es conveniente que existan unos 90 cm alrededor, pues va a facilitar mejor los movimientos y la propia apertura de las puertas.

Como has podido ver, la cocina y la reforma de la misma, no es un tema baladí, por lo que es necesario seguir una serie de consejos si quieres que sea una reforma a largo plazo de la que puedas disfrutar muchos años. No olvidemos que reformar una cocina es una inversión alta y que merece la pena optar por la calidad, pues nos durará más años y con una mejor aspecto.