24 febrero, 2022

¿Cómo elegir una buena escuela?

¿Cómo elegir una buena escuela?

La elección del colegio en el que van a estudiar tus hijos es siempre importante, tanto por si es el primer año como por si estás pensando en cambiarles de centro. Conscientes de ello, vamos a darte una serie de pistas para que no falles en la elección a tomar:

La situación en España

Pese a que, teóricamente en nuestro país existen muchas posibilidades de elegir un colegio para los pequeños, lo cierto es que la capacidad a nivel económico de los padres es un factor importante que lo que hace es reducir de manera importante las opciones existentes. No queremos decir con ello que los colegios concertados y privados vayan a ser mejores que los públicos, puesto que como nos dicen los responsables del Colegio en Bilbao Madre de Dios Ikastetxea, la calidad que tiene un centro la determina en buena medida el equipo docente con el que cuenta.

De igual forma, los expertos van a recomendar que los niños se vayan a educar en un sitio que pueda favorecer la integración de las personas procedentes de diferentes ambientes en lo cultural y social, que es lo que ofertan los centros de carácter público.

Si queremos decidir entre un centro público, concertado o privado, van a prevalecer una serie de motivos económicos a los deseos, pues parece claro que si la economía familia no es capaz de asumir el alto coste que tiene la educación realizada a nivel privado o semi privado, los padres se van a tener que decantar por un centro de carácter público.

¿Cómo podemos elegir centro educativo para los hijos?

Vivimos unos tiempos extraños, convulsos, todo ello debido a la situación que ha generado actualmente la pandemia, lo que hace que en no pocos casos los padres tengan seria preocupación por el hecho de que los hijos puedan llegar a coger el coronavirus en el centro escolar.

La totalidad de colegios deben cumplir con las normas que lleguen a tomar, tanto el Gobierno como las comunidades autónomas para que se garantice la seguridad de los niños, pero lo que hay que hacer antes de elegir un centro es visitarlo y asegurarse de que las instalaciones van a permitir que los estudiantes guarden la distancia de seguridad y mantengan las medidas de carácter higiénico que se establezcan, entre las que podemos hablar de la utilización de mascarillas, lavado de manos, tomar la temperatura antes de que empiecen las clases, desinfectar y ventilar las clases, etc.

Colegio público, concertado o privado

Si se elige un centro privado, debemos pensar que lo más normal es que las solicitudes en este sentido superen a la oferta y que el colegio tenga sus criterios de selección propios, por lo general es una ventaja que el niño tenga un expediente académico bueno, en el caso de que proceda de otro centro, que cuente con hermanos que estudien en el colegio o que sea hijo de alumnos que ya hayan estudiado en ese colegio.

En el caso de los colegios concertados o públicos, se deben atener a unas normas para la admisión que tendrán que ser establecidas por parte de la administración pública. La familia que lo solicite tiene que ir sumando puntos dependiendo de que cumpla estos criterios, y cuánto mayor cantidad de puntos se acumulen, mayores posibilidades va a tener de obtener una plaza para el hijo.

Una decisión que marca el futuro

Este tipo de decisiones sobre los centros lo que hacen es marcar en muchos casos el futuro del niño, porque a veces una mala elección puede provocar menor rendimiento o no aprovechar todo el potencial que tiene el niño debido a unos profesores inexpertos o poco preparados. De igual forma, también adquiere gran importancia el que el centro en cuestión tenga mejores o peores instalaciones.

Sabemos que no es sencillo elegir una buena escuela y por este motivo os hemos querido en este artículo exponer las opciones que tienes para poder optar por un tipo de centro u otro. Todo depende de las posibilidades y donde nos encontremos.

De igual forma, hay factores como la lejanía o cercanía del centro del hogar que son importante y que conviene no obviar. Desde aquí os deseamos la mejor de las suertes a la hora de tomar una decisión en un sentido o en otro, pues comprendemos lo difícil que es optar en muchos casos por uno u otro centro.

Paciencia y valorar bien las opciones existentes, creemos que es la mejor forma de garantizar que la elección responda a las necesidades del niño y a vuestras exigencias como padres.