25 junio, 2020

Cáncer de seno paranasal

Cáncer de seno paranasal

Para entender lo que son los senos paranasales debemos comenzar por situarlos en el cuerpo humano. Para empezar, diremos que son los pequeños espacios huecos existentes en los huesos que rodean la nariz y que están comunicados por conductos y orificios con la cavidad nasal. Cada uno de los senos paranasal lleva el nombre de los huesos que los contienen, así podemos encontrar los frontales situados en la parte inferior de la frente, los etmoidales situados en la parte superior de la nariz, los esfenoidales situados detrás de la nariz y los maxilares situados en el maxilar superior.

Estos senos paranasales están revestidos por una membrana mucosa que produce moco y cuya función es atrapar la suciedad que entra por la fosa nasal y colaborar en la humectación y calentamiento del aire. Además, actúan como caja de resonancia de la voz y alivian el peso de los huesos a los que pertenecen reduciendo con ello el peso de la cabeza.

Debido a que los huecos de los senos paranasales proporcionan un espacio suficiente para que un cáncer, en su etapa inicial, se desarrolle sin presionar estructuras cercanas, esta puede ser una de las causas de que la mayoría de las personas no presenten o desarrollen síntomas hasta que este se encuentra en una fase avanzada. Es por ello por lo que con frecuencia este tipo de cáncer ya se diseminó en el momento de su diagnóstico y por lo tanto es más difícil de curar. Es importante después de realizar el tratamiento hacer un seguimiento frecuente y cuidadoso de por vida pues el riesgo de padecer un segundo tipo de cáncer es alto.

Los síntomas más frecuentes del cáncer de seno paranasal son:

  • Dolor de cabeza frecuente.
  • Sangrado nasal, goteo nasal y/o obstrucción nasal o presión en los senos paranasales.
  • Dolor en los dientes superiores, dientes flojos o dentaduras postizas que no se ajustan bien.
  • Entumecimiento, hormigueo o cosquilleo en la cara.
  • Hinchazón en los ojos, visión doble u ojos que apuntan en diferentes direcciones.
  • Dolor, obstrucción o taponamiento en los oídos.
  • Masa o llaga en el interior de la nariz, el paladar o en la cara.

Aunque el tratamiento del cáncer siempre es supervisado por un oncólogo, que es el médico especialista en personas con cáncer, este tipo concreto de cáncer de seno paranasal por los problemas respiratorios y los efectos secundarios que puede acarrear su tratamiento es posible que incluya a un equipo médico de especialistas en varias áreas muy extenso. En el se pueden incluir un cirujano oral, neurólogo, otorrinolaringólogo, cirujano plástico, odontólogo, foniatra, logopeda, nutricionista, radioncólogo, especialista en rehabilitación, etc.

Este tipo de cáncer estadísticamente es poco frecuente y aunque en la gran mayoría de los casos la causa que lo origina es de origen desconocido, lo cierto es que existen algunos factores de riesgo que pueden desempeñar un factor importante, como son:

  • Estar infectado por el virus del papiloma humano (VPH).
  • Ser consumidor habitual de tabaco.
  • Estar expuesto a la inhalación regular de sustancias químicas o polvo de madera, cuero, metal, serrín, molienda de harina… por lo que es relativamente frecuente en trabajadores de la fabricación de zapatos, en panaderías, en enchapado de metales, aserraderos, fabricación de muebles, tarimas…

Es por este motivo por el cual en el sector de la madera y más concretamente en el caso de los operarios que trabajan con el polvo de serrín están relacionadas estas operaciones con la aparición de cáncer de los senos paranasales, patología incluida en el catálogo de las enfermedades profesionales del sector. A pesar de ello, la utilización de la madera ha sido empleada desde la antigüedad por el hombre como el primer material de construcción del que dispuso, dado que la construcción de cabañas con estructura de madera y cubiertas de ramas fue su primer refugio contra la intemperie. Sus características propiedades térmicas, eléctricas, de estabilidad o de dureza, así como su buen comportamiento como aislante térmico y acústico siguen convirtiendo actualmente a la madera en un material natural ecológico e idóneo para la construcción y/o decoración de las viviendas en todo el mundo.

La madera a lo largo de la historia

Los egipcios en el año 3000 a. de C. ya utilizaban la técnica de laminación de la madera con un uso decorativo. Actualmente el suelo laminado de madera o la tarima flotante se continúa utilizando como sistema idóneo de ejecución de suelos de las viviendas. En este sentido, Unique Wood es una de las compañías más punteras del sector, de ahí nuestra recomendación, puesto que cuenta con una larga trayectoria en la venta e instalación de pavimentos de madera tanto de interior como de exterior, creada para dar soluciones a sus clientes ofreciéndoles múltiples opciones de tarimas con distintos acabados y formatos.