9 septiembre, 2020

Adapta tus locales comerciales para protegernos del coronavirus con estilo

Adapta tus locales comerciales para protegernos del coronavirus con estilo

La decoración de interiores es, quizá, uno de los asuntos que más cambia con el paso de los años. De hecho, de un año para otro es posible que haya cambiado la tendencia de una manera realmente importante. Unos años triunfa más lo clásico. Otros, lo más impactante. Lo que está claro es que no hay dos temporadas que sean iguales. En este sentido, este mundillo funciona de una manera muy parecida al negocio de la moda. Así que, si el regente de una tienda quiere permanecer a la última para así cautivar a sus clientes potenciales, más le vale permanecer informado ante las tendencias que triunfarán en los próximos meses.

¿Cuáles han sido las tendencias en este 2020 tan extraño que llevamos? Vamos a enlazaros dos noticias que nos traen algo de información al respecto:

  • La primera de ellas fue publicada en la página web de Elle y hace hincapié en el color, especialmente en lo que tiene que ver con el azul clásico, elegido por Pantene como el color de 2020. Además, la apuesta por paredes con personalidad y las curvas sinuosas también parecía ser una de las tendencias reservadas para estos doce meses.
  • Una página web como Hola también hace referencia a las tendencias que iban a dominar este 2020. En concreto, apuntaba que iba a dominar la mezcla en todos los aspectos relacionados con la decoración, mientras que, como hemos visto en Elle, también reservaba un hueco importante a todo lo que tenía que ver con las curvas. Los tonos oscuros, los acabados atrevidos, la apuesta por la madera, los espacios abiertos y funcionales y lámparas concebidas como obras de arte iban a ser otras de las características reservadas para este año bisiesto y olímpico.

Las tendencias en el diseño de interiores han seguido su curso a pesar del coronavirus y, aunque la movilidad de la gente y las posibilidades de trabajar en condiciones normales se han visto afectadas en los últimos meses, el sector ha continuado empleándose a fondo en pos de adaptar locales comerciales y viviendas particulares a lo que demanda la actualidad. Nos comentan los y las profesionales de Sergio Nisticò que han sido muchas las personas que, una vez que llegaron los momentos finales de la desescalada, quisieron retomar estos asuntos para adaptar sus espacios a las nuevas tendencias.

¿En qué afecta el virus a la decoración de interiores?

Es innegable que la llegada del coronavirus ha traído problemas para todos los locales comerciales, que se han visto obligados, una vez que se les permitió abrir, a adoptar todas las medidas de seguridad implantadas por el Gobierno y por su comunidad autónoma para evitar el surgimiento de rebrotes. Pero la presencia de gel hidroalcohólico o la obligatoriedad de las mascarillas no ha sido el único paquete de medidas que han tenido que tomar todos estos locales para evitar que se pudiera producir algún peligro en lo que tenía que ver con la propagación del virus.

Es evidente que, de cara al 2021, las tendencias en lo que respecta a la decoraciónde interiores en materia de locales comerciales tendrá que tener en cuenta una medida como lo es la distancia de seguridad. Por ende, la constitución de espacios más abiertos va a ser una necesidad que se va a convertir en tendencia y que, a buen seguro, será habitual encontrarse a la hora de pasar a cualquier tienda, con independencia del sector al que se dedique o su tamaño. Es evidente que no nos queda otro remedio que adaptarse a esta nueva realidad.

Además, el diseño de interiores ha adquirido una nueva dimensión, la de la responsabilidad. Gracias a él, un lugar puede ganar muchos enteros en lo que respecta a la seguridad. Y eso, de cara a la imagen que se desprende de un negocio, es de vital importancia. Su clientela será consciente de que la empresa a la que acuden cuida de ella y también de todo su equipo de empleados. Es una buena manera de demostrar que tenemos una sensibilidad muy alta con todo lo que tiene que ver con la responsabilidad social corporativa.

Está claro que hay que poner todas las ideas al servicio del diseño de interiores con el objetivo de que los espacios cerrados sean también lugares seguros ante el coronavirus. Es uno de los grandes retos de cara al futuro más inmediato y no nos cabe la menor duda de que vamos a encontrar soluciones precisas y eficaces para frenar al COVID-19. Ya son muchas las maneras que se han encontrado para combatirlo teniendo en cuenta solo la distribución del espacio en el interior de un local. Esas maneras ya son tendencia y serán las mejores armas para protegernos en los próximos meses.