23 Febrero, 2016

Primicia: Una charla con Azucena Hernández

Primicia: Una charla con Azucena Hernández

En American Perez tenemos una auténtica primicia. Mi cabezonería y mi esfuerzo han dado sus frutos y he conseguido entrevistarme con Azucena Hernández, una de las diseñadoras emergentes que más de moda están ahora sobre todo después de sus declaraciones sobre la intención que tiene de crear una colección de moda atemporal, es decir, que no persiga las ventas por temporada sino que pueda valer una temporada tras otra hasta que se estropee o nos cansemos de verla.

Estas declaraciones de Azucena dieron sus frutos porque ahora no es la única que apuesta por esto. Hay una nueva reinvención de la moda y mascas como la gallega José Matteos se lanzan también a la colección atemporal con prendas más duraderas.

shutterstock_118257187reducida

Mi principal curiosidad era el momento de creación, qué pensaba o en qué se inspiraba para diseñar una nueva colección pero Azucena me contó mucho más y me narró todos sus trucos. Algunos de los cuales ya he puesto en marcha.

Para empezar, a pesar de que tiene un horario establecido en la oficina por eso de tener una organización, jamás se sienta a diseñar nada si no le apetece porque asegura que si intentas forzar la creatividad lo que se produce son “churros” y habría sido más producente irte de fiesta con las amigas antes que ponerte a dibujar. En su despacho no dispone de teléfono, solo de un Walkie Talkie al cual tiene acceso únicamente su secretaria “Así nadie me interrumpe con llamadas, sólo mi secretaria pueble hablarme y ella sabe muy bien cuando puede hacerlo porque no estoy en proceso de creación. Odio que me interrumpan cuando creo”.

Adiós al teléfono

Esta última es una de las ideas que he copiado. Acabo de quitar mi teléfono de la oficina y el móvil se va a quedar, a partir de ya, en el cajón de mi secretaria hasta que me vaya a casa. También he comprado estos walkie talkies por Internet en la tienda a la que os redirijo y le he dado uno a mi secretaria y el otro me lo he quedado yo. Me parece una idea estupenda eso de no tener que estar pegada al teléfono todo el día, es una gran idea.

Azucena también me hizo otra confidencia: odia trabajar con el estómago vacío “si tengo hambre no puedo concentrarme, solo pienso en comer y en donuts y así es difícil dibujar. Además, hago deporte y me gusta estar bien físicamente pero ni hago diseños para anoréxicas ni pretendo marcar tendencias en el cuerpo de la mujer así que mis diseños nunca bajan de la talla 38, que ya está bastante bien en cuanto a delgadez y, por lo tanto, mis trabajadora sy yo nos podemos permitir esos donuts para desayunar”.

Me encanta ¿lo había dicho ya? Esta mujer me parece una visionaria. ¡Adiós a la talla 34! ¿Qué es eso de que a algunas modelos no puedas mirarlas de perfil porque desaparecen de lo delgadas que están? Eso no es ser modelo de nada, es ser un palo de selfie, o peor, un palo de escoba sin gusto alguno.

Y aquí el mejor consejo “no diseñes para los demás, diseña para ti misma. Crea sólo lo que tú te pondrías y así estarás creando tu marca, tu firma y tus diseños para gente de a pie, no para marcas una tendencia que luego sólo se ve en pasarelas”.