20 julio, 2018

Pajaritas

Pajaritas

Llevan ya varios años haciendo acto de presencia en eventos por todo el ancho y largo del planeta. Si bien antes la pajarita solo era cosa de elegantes hombres de la alta alcurnia o de novios y padrinos en bodas de chaqué, actualmente todos y todas podemos llevar una pajarita retro, casual, cool o moderna en fiestas varias, ¡incluso los peques de la casa van guapísimos con ellas! Y es que ahora las pajaritas están de moda.

Las principales firmas de ropa y complementos destacan en sus últimas colecciones la importancia de este centenario complemento. Tradicionalmente vestido junto al esmoquin, ahora puede lucirse con un traje de diario o con un estilismo más casual, a lo hípster.

Yo diría que el hípster actual es simplemente un chico joven con barba que viste con ropa que recuerda a años pasados y que aboga por huir de las tendencias más actuales de la sociedad más mediática. Sin embargo, Wikipedia que es mucho más lista que yo, dice que Hípster es una subcultura de jóvenes bohemios de clase media-alta que se establecen por lo general en barrios que experimentan procesos de gentrificación. Se asocian a tendencias musicales indie y alternativas, a una moda alejada de las corrientes predominantes, basados más en lo independiente (que incluye artículos vintage y aquí es donde entra la pajarita), a posiciones políticas liberales, al consumo de alimentos orgánicos, productos artesanales y ropa de segunda mano. Se caracteriza por una sensibilidad variada, alejada de las corrientes culturales predominantes (mainstream) y afín a estilos de vida alternativos.

El caso es que tanto si es culpa de la moda hípster como si no, la pajarita ha llegado para quedarse, y por eso miles de tiendas aparecen casi a diario tanto en Internet como de forma física con el fin de abastecer a los adictos a este complemento. Sin embargo, y en mi humilde opinión, si quiero comprar una pajarita de moda puedo optar por El Corte Ingles, Zara o casi cualquier otra tienda de reconocida firma así que ¿por qué ir a una tienda especializada cuando tengo lo que necesito a la vuelta de la esquina? La respuesta es simple, si buscas originalidad, exclusividad y que nadie más lleve tu complemento favorito a la fiesta no puedes comprarlo en las tiendas en las que todo el mundo compra miles y miles de productos, yo os recomiendo Qoro Qoro, tienda online especializada con producto de diseño propio, maravillosa.

Corbatas o Pajaritas

Hay quien sigue prefiriendo el uso de la tradicional corbata, lo cual es muy lícito, pero llevar corbata hoy en día puede denotar falta de originalidad en según qué contexto. La corbata es utilizada por la mayoría y aunque hay algunas que tienen diseños fantásticos, ha llegado un punto en el que lo único que proyecta es clasicismo y aburrimiento en el look. Personalmente casi prefiero ver a un chico con los primeros botones de la camisa desabrochados y una bonita chaqueta antes que verlo con corbata. Pero para gustos los colores.

La pajarita garantiza el toque ideal de originalidad. Se trata de un complemento del que se asegura que hay muchas más opciones de combinación que con la corbata. Incluso los eventos y ocasiones en que la pajarita se utiliza son mayores que el caso de la corbata. Para bodas, fiestas y salidas nocturnas, cenas y eventos diurnos.

La pajarita es un complemento diferenciador para destacar en aquellos momentos en que la ocasión lo pide. En la actualidad ya hay un gran número de modelos, lo que permiten ser todavía un poco más original.

En el blog de Nacho Montes, el conocido colaborados de Mediaset, podemos ver un post en el que habla de los aciertos y los errores de cómo llevar pajarita y creo que tiene mucha razón al decir que la pajarita debe usarse o bien como complemento de elegancia y etiqueta en trajes de chaqueta oscuros y frac o bien como un elemento divertido en looks de día informales, pero la mezcla no es una buena opción. Ver a alguien con un traje de chaqueta oscuro, elegante y bien plantado con una pajarita colorida y divertida que no encaja en ese contexto me provoca urticaria.

Como error garrafal yo diría que es plantarse un traje de chaqueta blanco, o frac, o chaqué (que me da igual que me da lo mismo) y plantarse una pajarita. Odio ese efecto que provoca. ¿Y tú, te la pondrías?