1 diciembre, 2015

Nochevieja Rural

Nochevieja Rural

Siempre ha habido algo que he querido hacer en Navidad que nunca he podido y este año voy a hacerlo pase lo que pase. Me voy a pasar la nochevieja a una casa rural en compañía de mis amigos. Nos vamos a estas casas rurales en Albacete y estoy emocionadísima.

Se trata del  El Cortijo el Sapillo que está situado en la localidad de Nerpio, una zona rural preciosa por lo que me han contado porque yo aún no he tenido la oportunidad de ir.

Saldremos de casa el día 30 y dormiremos ya allí para levantarnos el 31 en la casa y poder preparar todo tranquilamente. A mí esto me hace muchísima más ilusiones que acabar en un cotillón maquillada hasta los topes y con vestidos de lentejuela. Te metes en internet y buscas la moda de la nochevieja de este año y aparecen artículos como este que te habla de maquillaje espectacular. Sinceramente, si me pinto yo como dice ese artículo parecería un payaso o una choni, según se mire.

A mí me gusta más lucir mi jersey navideño en el que sale Rudolf, el reno de la nariz roja, o ponerme guapa pero cómoda y estar bien calentita en un lugar cerrado con calefacción y reírme, y disfrutar de la noche en compañía de mis amigos y familiares. Una amiga y yo ya tenemos pensada una gymkana navideña que pensamos poner en marcha sobre las 19:00 de la tarde y hasta las 21:00, porque a esa hora toca preparar la cena para sentarnos todos alrededor de la mesa en el salón con chimenea a las 22:00 en punto, para poder cenar relajadamente hasta las 23:45, hora en la que nos sentaremos delante de la televisión con las uvas en la mano preparados para las 12 campanadas que darán entrada al 2016.

Abrazos, risas, besuqueos varios, llamadas de teléfono y wasaps para felicitar el año a los seres queridos y luego tenemos preparados más juegos para pasar la velada.

Sí, somos muy organizadas, jejeje. Lo malo es que en la zona esa creo que no nieva así que no tendremos unas navidades blancas pero la parte positiva es que no nos quedaremos allí encerrados por culpa de la misma así que todo tiene su lado positivo, siempre según cómo lo mires claro está.

No sé cuándo iremos a dormir pero al día siguiente, sobre las 12:00 o 12:30 hay que estar en pie para preparar el mega-cocido de año nuevo. Mi madre suele hacer lentejas, una manía que tiene porque dice que atraen el dinero, pero yo prefiero un buen cocido calentito para recibir con buen pie el año y  tras este un rico café o té con pastas y turrón. Delicioso.

Como el 1 cae viernes nos quedaremos en la casa rural hasta el domingo día 3 y volveremos a casa porque le 4 me temo que tenemos que trabajar que si no…

Hagáis lo que hagáis haced que vuestra noche sea mágica porque nunca sabéis cuándo puede ser la última.

Deja un comentario