16 septiembre, 2016

La moda de las copas grabadas

La moda de las copas grabadas

Se ha puesto muy de moda eso de grabar las copas. Y la verdad es que me parece muy bien. A mí siempre me enseñaron que los pequeños detalles son los que marcan la diferencia, y por ejemplo, en esto les doy la razón. Siempre es muy llamativo acudir a un lugar, por ejemplo un restaurante, y que las copas estén grabadas. Y es que el vino necesita su recipiente adecuado. Es un detalle de calidad que suele subir el caché de los establecimientos. Pero no solo se usa en este tipo de lugares, la grabación de copas, vasos o botellas se puede llevar a otros sectores.

Un conocido mío, vecino de Valladolid, me comunicó que Peñafiel, la cuna del vino, había una empresa llamada Cristafiel que hacía unos grabados muy chulos y que seguro que me gustaban. Mi intención era realizar unas copas personalizadas para una fiesta aniversario que iba a hacer de mi empresa. A esta fiesta acudiría gente importante de la ciudad, políticos, deportistas, empresarios y claro quería dar un recuerdo de estos que quedan para toda la vida. Así que me decidí a hacerlo.

Visité su web. Allí tiene un simulador que hará las delicias. Elijes la copa o vaso ya sea de vino, cerveza, cava, martini, gintonic…etc que más te guste y puedes ver cómo queda el grabado. Me gustó tanto que decidí hacer una visita a sus instalaciones. Allí es donde realizan los grabados en cristal y vidrio con una gran variedad de técnicas, ácido, láser, serigrafía, tampografía, chorro de arena, etc., adaptando siempre el mejor tipo de grabado para los diferentes tipos de cristal y cantidades. Una gozada.

Copa con su nombre

El sistema de grabado que utilizaron para grabar mi pedido fue  el Chorro de arena, me comentaron que es el  mejor sistema de grabado del mercado, el cual da una calidad superior e inmejorable para los artículos de cristal. Fue fácil y barato. La verdad es que los invitados quedaron tan contentos con el regalo. Les entregué una copa donde ponía el nombre de mi empresa, el evento al que estaban invitados y por supuesto, su nombre.

La idea fue un gran éxito. Así me lo dijeron uno por uno cada invitado. Y no dudo de que ahora en su casa, cuando quieran tomarse un vino, por ejemplo un buen Ribera de Duero, pues seguro que tendrán presente mi empresa. Si la principal intención del marketing es que te recuerden yo creo que con estas copas grabadas lo he logrado.

Así pues, si quieres dar un salto de calidad en tus regalos, te recomiendo que contactes con esta empresa que graba, decora y personaliza cualquier producto relacionado con el mundo del vino, siendo el cristal su mayor exponente. No me extraña que hasta clubs de fútbol, la Casa Real Española y así como una amplia variedad de las bodegas más importantes de España se hayan puesto en contacto con ellos. Ahora que esto de tomar gin tonics está tan de moda, no estaría mal que los bares dieran un toque de distinción a sus copas. Así no todas serán iguales.