21 Agosto, 2014

La moda de mirar a las estrellas

La moda de mirar a las estrellas

DOCU_GRUPO
Una noche de verano sin apenas nubes. Una temperatura perfecta para estar en el jardín de tu casa y mirar a las estrellas. ¿Hay algo más placentero? Creemos que no. Son muchos los aficionados a mirar al cielo y contemplar la galaxia. En los últimos años son siempre noticia las lagrimas de San Lorenzo o las famosas líridas. Seguro que nos hacemos siempre las mismas preguntas. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Habrá vida allá?

A esas preguntas no te podemos responder, pero si te podemos dar una serie de consejos para que puedas contemplar mejor las estrellas durante las noches de verano.

  • Elige tu instrumento. Desgraciadamente el cielo está muy lejos, y si queremos disfrutar de verdad de las estrellas tendremos que equipararnos de elementos. Puedes contar con unos buenos prismáticos, no son caros y son fáciles de usar. Los astrónomos profesionales prefieren utilizar telescopios ya que estos instrumentos te permiten ver mucho más allá de tus ojos, a través de ellos podemos ver galaxias y nebulosas mucho más fácilmente. SI tienes pensando comprar alguno date una vuelta por la web Walkanik, son especialistas en telescopios.
  • Localización: Está claro que cuanto más alejado de la ciudad mejor. Sin embargo, los principiantes pueden empezar usando cielos luminosos y con polución, como hobby. Si tienes pensado salir al campo, comunícalo siempre. No sería el primer caso de un aficionado a mirar las estrellas que se pierde.
  • Equipo. No solo te tienes que equipar de una buena herramienta para ver las estrellas. Tu vestimenta y otros elementos también lo son. Por ejemplo ropa de abrigo, ya que puede hacer frío de noche. Una silla reclinable que te permita tumbarte y estar cómodo. Linternas cubiertas con plásticos rojos, bebidas y algo de picar, porque la noche se puede dar larga.
  • Mira, mira y mira. El secreto de la astronomía es la persistencia. Si está nublado una noche
    inténtalo de nuevo la próxima. Sigue observando y te harás de experiencia. El cielo nocturno cambia a lo largo del año, así que siempre hay cosas nuevas que observar.
  • Relaciónate con otras personas. Aunque muchas veces contemplar las estrellas es un ejercicio de solidaridad, no está mal que te rodees de otras personas. En primer lugar porque siempre puedes aprender, en segundo porque te pueden ayudar, y por último, porque si el día está de no salir estrellas, tendrás alguien para charlar y no quedarte dormido.

Son muchos los aficionados en España a ver las estrellas, incluso se asocian en grupos y realizan salidas muy interesantes. Un hobby que cumple con las tres B: bueno, bonito y barato.

Deja un comentario