12 febrero, 2017

El hombre se viste por los píes

El hombre se viste por los píes

Soy de los que pienso que la elegancia a la hora de vestir lo da el calzado. No es la primera vez que hablo con una mujer que me dice que lo primero en lo que se fija de un hombre es en los zapatos. Una mirada y los zapatos hablan por sí solos. La limpieza es esencial, pero también te ofrecen más datos. Porque muchos limpian la parte delantera, pero la de atrás se les olvida, y eso denota que no es detallista. Además hay que aprovechar que España es toda una potencia en la fabricación de calzado. Nada de comprarlo al extranjero.

En la vida de los hombres, el zapato ocupa o debe ocupar un lugar de preferencia. El complemento por antonomasia. Aquel que nos define por encima de modas y tendencias. Como os digo, se podría adivinar el gusto o no gusto de un hombre a partir de lo que lleva en sus pies.  Son, sin lugar a dudas,  autenticas manifestaciones de nuestra concepción personal.

Por ejemplo si usas los Oxford y los Derby, tienes que saber que son los correctos para nuestros trajes, postergando los mocasines a los looks más de deporte. Normas elementales si quieres ser un caballero del buen vestir. En el caso de eventos en los que se exija chaqué o una vestimenta más formal, es preferible optar por el Oxford sencillo, aunque no sería del todo inadecuado optar también por el Legate.

A la hora de elegir un zapato con hebilla, hay que tener en cuenta que el pantalón debe ser algo más estrecho y quedar ligeramente por encima del zapato.

Los mocasines también me gustan mucho. En mi caso los Penny, que obtuvo su nombre de la costumbre de los alumnos de la Universidad de Nueva Inglaterra de introducir un penique por debajo del antifaz como símbolo de buena suerte. Es acertado llevarlo con traje de mañana. Sin embargo, es uno de los zapatos menos elegidos para ello y se suele reservar para llevar con vaqueros. A mí me quedan muy bien y siempre que puedo los recomiendo.

Una gran opción

He encontrado una página web que se llama Calzados Luz con la que estoy muy contento, porque ha acertado con mi estilo de zapatos. Allí me he comprado varios modelos. En una ocasión fueron unos Fluchos para una boda que tenía en Granada. Aunque los que más cariño guardo fueron unos línea Arsenal de Martinelli, fabricado en piel de vacuno color cuero. Sin duda un clásico elegante pero con un toque juvenil. Me gusta porque tienen el cierre con cordones textiles y el forro interior de piel de curticion semi-vegetal. Siempre que necesito comprarme zapatos de calidad entro aquí.

El hombre de hoy en día tiene que cuidar su imagen, como representación de su personalidad y estilo. Por eso yo no dudo en invertir en unos buenos zapato, lo veo como una necesidad absoluta. Incluso para ir a buscar trabajo creo que es esencial. Es cierto que lo que hace que un conjunto sea perfecto, es llevar un buen calzado. Los modelos de calzado de caballero que hemos comentado son fabulosos y muy elegantes.

Recuerda esa frase que “el hombre se viste por los pies”, algo que hay que tener en cuenta siempre.