29 Julio, 2017

Gordofobia y flacofobia, dos tendencias igualmente absurdas

Gordofobia y flacofobia, dos tendencias igualmente absurdas

La gordofobia, es un hecho, una mala costumbre reflejo de una sociedad idiotizada con la moda, con la publicidad y el consumo, y esto nadie lo pone en duda. Pero en los últimos tiempos se impone una nueva tendencia que consiste en ridiculizar a todas aquellas personas a las que la naturaleza no les ha dotado de unas curvas de infarto, la flacofobia. Y es que en el mundo también existen personas de constitución delgada, de metabolismo acelerado, que ni se matan en el gimnasio ni se mueren de hambre, muy a pesar de l@s que insisten en que sí lo hacen.

Luego también está lo de identificar delgadez y anorexia, una total impertinencia y un total desconocimiento de una enfermedad peligrosa que afecta a millones de personas en todo el planeta. Y sí, campeona, puede que a ti la talla 38 te apriete el chisme, para a muchas otras no, a muchas les queda grande sencillamente porque su genética es así, porque son mujeres de complexión delgada, y engordar, no es algo fácil para ellas, por mucho que coman o se tiren a la bartola.

Así que no nos pongamos a juzgar los cuerpos que la naturaleza les ha dado a l@s demás y empecemos a cuidar el nuestro, que buena falta nos hará. Y no se trata de responder a unos cánones de belleza previamente establecidos, sino de estar san@s. En este sentido, no hay un peso perfecto, sino que dependerá de nuestra constitución.

El hecho es que no existe ninguna enfermedad relacionada con el bajo peso, por el contrario, la gente delgada suele vivir más años, en cambio, hay multitud de enfermedades provocadas por el exceso del mismo: diabetes, colesterol, problemas vasculares, hipertensión, además de ansiedad, depresión, problemas para relacionarse con los demás, etc…

El método POSE, la solución definitiva

En principio una dieta sana y la práctica regular de ejercicio es, en algunos casos, la solución a un problema de sobrepeso, pero en otros no es suficiente, y hay que tomar medidas más drásticas. Una reducción de estómago sería la respuesta a estos problemas de obesidad difíciles de solucionar comiendo poco y sano o haciendo deporte, algo que evidentemente hay que hacer, tras la operación, al menos durante un tiempo.

La Clínica Imos, Instituto Médico de Obesidad y Salud, especialistas de tratamientos de sobrepeso en Albacete, practica el revolucionario método POSE, y cuenta con los mejores tratamientos para la obesidad y con el mejor equipo de profesionales especialistas encantados de asesorar a todos sus clientes y clientas acerca del tratamiento que mejor se ajuste a sus necesidades. Su equipo médico multidisciplinar está altamente capacitado para ofrecer el mejor tratamiento personalizado, visitas individuales, activación física y metabólica o para realizar un seguimiento del paciente a todos los niveles: médico, nutricional, psicológico y en grupo.

¿Qué es el método POSE?

Este novedoso método cosiste en una reducción de estómago por vía oral, sin molestias, ni complicaciones, ni cicatrices, y promete ser la solución definitiva a un problema difícil y recurrente como el del sobrepeso. Ni siquiera es necesario ingresar en el hospital, y en 24 horas, el o la paciente estarán de nuevo activ@s.

Los resultados son asombrosos y duraderos, al contrario que las dietas de adelgazamiento,  y se puede llegar a perder hasta la mitad del peso, toda una revolución en cuanto a métodos de adelgazamiento.