30 agosto, 2016

Gafas de sol para hacer tus viajes más seguros

Gafas de sol para hacer tus viajes más seguros

Durante cada época del año las tendencias de la gente varían, así como la ropa y los accesorios que se utilizan. Mientras que en invierno lo lógico es usar guantes, gorros de lana o cualquier otra prenda que nos cubra del frío, en verano es más típico el uso de gorras, bañadores o gafas de sol.

Todos estos accesorios son elementales para luchar contra las desventajas de la meteorología. España es un país en cuyo interior el clima es continental, es decir, muy frío en invierno y muy caluroso en verano, algo que implica en muchas ocasiones la obligatoriedad de portar alguno de esos elementos anteriormente mencionados.

En este artículo os voy a hablar de uno de los que he mencionado anteriormente: las gafas de sol. Nunca he sido muy aficionado a llevar gafas de sol, pero las circunstancias de la vida me han hecho cambiar mi punto de vista y a darme cuenta de la gran utilidad que supone tener uno de esos elementos y no solo durante los meses de verano.

Siempre que viajaba en coche a algún lado eran mis padres los que solían conducir. Yo aprovechaba los viajes para mirar por las ventanillas del vehículo el paisaje por el que nos movíamos. Sin embargo, cumplí dieciocho años y, puesto que ya tenía la edad suficiente, comencé a sacarme el carnet de conducir, objetivo que logré a la primera y sin demasiadas complicaciones.

La situación entonces iba a dar un giro. Mis padres, cada vez más mayores, han ido perdiendo reflejos al volante con el paso del tiempo. Es algo lógico y normal, algo inevitable que propició que me pidieran que pasara a conducir yo el vehículo cada vez que salíamos fuera del pueblo a visitar a la familia, de vacaciones o a comprar.

Yo acepté, pero entonces me di cuenta de que se me había olvidado comprar algo para hacer de mi conducción algo más fácil: las gafas de sol. Ahí es donde entran ellas. Tras los primeros viajes, comencé a buscar alguna óptica que me proporcionara unas gafas de sol graduadas (llevo también gafas normales) para poder conducir y hacer del viaje un viaje más seguro y menos problemático.

Lo que buscaba lo descubrí vía online. Visité una página llamada http://tienda.medicaloptica.es/index.php, en la que podría adquirir el producto buscado, unas gafas de sol graduadas, al mejor precio. Decidí mirar lo que tenían y me convencieron unas gafas. Decidí comprarlas y el envío me lo dejaron gratis.

Conducción mucho más segura

Desde entonces cuando conduzco me siento mucho más tranquilo. El sol de cara ya no me molesta, y eso unido a que ya tengo algún tiempo de experiencia al volante hace que mis padres ya se fíen completamente de mí cuando viajamos a cualquier sitio con nuestro coche. Por supuesto, nunca hemos sufrido ningún accidente y los trayectos han sido bastante seguros, algo de lo que dudaba al principio a causa de un sol que me cegaba.

Sin embargo, y a pesar de sus ventajas, hay un 20% de conductores que en España no usan las gafas de sol. Éste es un elemento que también ha recomendado la Asociación Española de Formadores en Seguridad Vial debido a que también nos ayuda a no fatigar la vista, algo especialmente importante en los viajes de larga duración.