28 enero, 2015

Evolución de la moda infantil

Evolución de la moda infantil


Solo hay que echar un vistazo a nuestras fotos de cuando éramos pequeños o mejor aún ver un capítulo de la serie Cuéntame Cómo Pasó, que se emite en la noche de los jueves en La1, para comprobar cómo ha evolucionado en los últimos años, o mejor dicho, en las últimas décadas, la moda infantil.

  • En el análisis de hoy me centraré en la moda a partir de los años 60, aunque si bien podríamos hablar mucho, pues moda infantil hemos tenido desde la época de los romanos. Por ejemplo, cuando nacían los bebés eran fajados, para que sus miembros crecieran rectos y armoniosos, a la edad ya permitida los pañales eran sustituidos por el subligar una especie de taparrabos o calzoncillos. Cuando el niño entraba en la edad adulta, en torno a los 16 años, pasaba a vestirse con la túnica pura.
  • Si miramos al siglo XIX; Los pantalones eran prácticamente desconocidos para ellas y los vestidos llegaban a la rodilla. A medida que las chicas crecían, las longitudes de los vestidos se alargaban. La ropa era diseñada para la modestia total, con cuello alto, mangas largas y longitudes largas de faldas. Aunque las telas se producían en una variedad de colores, el algodón blanco era popular en las jovencitas de todas las edades.
  • Así, a partir de 1910 predominó el estilo marinero especialmente en moda para acudir a los colegios, se empezaron a sustituir los sombreros por cintas para el cabello (en las niñas) y lo habitual era llevar los calcetines casi a la rodilla. En 1930 los niños empezaban a vestir de blancas marineritas en su primera comunión. Pero ya os digo que no hace falta irse tan lejos. Nosotros nos quedaremos en la evolución de las últimas décadas. Cada vez son más los proveedores de ropa infantil por lo tanto, tenemos más donde elegir.
  • En los años 60, los primorosos bordados son el principal adorno de los modelo. La confección es artesana, se cose en casa. No hay industria y sin embargo, la moda infantil española comienza a obtener un prestigio en el exterior debido a su perfecto acabado.
  • En los setenta el niño comienza a opinar y prefiere la comodidad, los creadores diseñan entonces trajes funcionales.
  • En los ochenta no hay modas sino tendencias. Los jóvenes se dejan seducir por las mareas y retornan los tejidos puros.
  • En los 90, la moda se volvió casual. La moda de los 90 se basaba en la variedad y no en una tendencia específica y duradera.
  • Llegamos al año 2000, donde la moda infantil española vive un boom, se crean muchas firmas de distintos estilos y acabados en sus colecciones, pero prima el valor del color, la diversión y diversidad de tejidos.
  • Y ahora, en 2010, estamos marcados por la crisis. Las madres buscan la ropa más barata, y son muchas las empresas franquicias de ropa de niños que surgen en la red. Se intenta fabricar más barato, pero sobre todo a base de mano de obra.

La evolución de las confecciones, modelos y tejidos empleados a lo largo de los años, confeccionados manualmente y de forma artesana por modistas de la época, revelan el cambio experimentado por el sector textil infantil respecto al momento actual, que incluso en los distribuidores de ropa infantil se puede ver.

Todos estos modelos se pueden ver en tiendas especializadas y que son mayoristas de ropa de niños. Ahora gracias a Internet, podemos comprar allá donde estemos. Eso sí, piensa que lo que hoy es moda, seguro que dentro de unos años ya no lo sea. ¿Te imaginas cómo será la ropa dentro de dos décadas?

Deja un comentario