28 septiembre, 2017

Cuidado natural, por dentro y por fuera

Cuidado natural, por dentro y por fuera

Vamos a hacer una prueba. Coge tu neceser, saca una crema facial y empieza a leer sus componentes: emulgentes, antioxidantes, gelidificantes, conservantes, siliconas, colorantes, sustancias halogeneorgánicas, bactericidas… flipante… y nosotros nos ponemos todo eso en la cara para cuidar nuestra piel ¿verdad? Cada vez que leo las etiquetas y me pongo crema me da la sensación de estar echándome ácido o algo similar, lo que ha terminado por darme repelús y ahora no soporto poner nada químico sobre mi rostro, ni sobre el resto de mi cuerpo.

Lo más gracioso de todo esto es que sabemos a la perfección que hay materias primas naturales que nos ofrecen muchísimo más cuidado que todos esos químicos, y aun así seguimos cayendo en esa obsesión por comprar cualquier producto milagroso que anuncian por televisión prometiéndonos eliminar las patas de gallo o darnos una tez tersa y suave como la piel del culito de un bebé. ¿No se os ocurre nada natural que beneficie nuestra piel? Os daré algunas ideas: barro, aloe vera, baba de caracol, minerales y algas marinas…. Y sin embargo seguimos poniéndonos químicos ¿estamos locos o qué?

La parte positiva es que las tendencias suelen mover a muchísima gente, como ya sabemos, y ahora mismo está muy de moda ser eco, natural y respetuoso con el medio ambiente, lo que ha provocado que miles de personas se pasen a la cosmética natural y a eso de cuidar nuestro cuerpo desde dentro y por fuera.

Por dentro

Yo no soy de tomar muchas cosas porque también me dan repelús las pastillas y cualquier cosa prefabricada que haya de ingerir, sin embargo, soy una fan acérrima del Mediteanox, un producto elaborado de manera natural a base del extracto de hoja de oliva por Probelte Bio, un laboratorio con gran experiencia y fama mundial en productos ecológicos. Muchas farmacéuticas utilizan este producto para incluirlo en complementos alimenticios y cosméticos pero yo prefiero ser natural y tomar la dosis indicada sin mezclas que desconozco: 5mg al día.

Por lo demás, sigo una dieta sana y equilibrada que me permite tener los nutrientes y vitaminas que necesito sin caer en el exceso. Nada raro, platos normales y comiendo de todo. Lo lógico vamos.

Por fuera

Como no pienso ponerme ningún químico sobre el cuerpo ni nada que contenga más de una palabra que no entienda entre sus componentes, he apostado por esta empresa de productos de cosmética natural que obtiene la mayoría de su materia prima del Mar Menor, la zona de lodoterapia al aire libre más extensa de Europa. Se trata de Bio Mer Cosmetics.

Lógicamente hay muchísimas más empresas dedicadas a la creación de productos de cosmética natural pero suelen ser excesivamente caras. Parece ser que es mucho más barato fabricar con químicos que con aquello que nos da la naturaleza, y ocurre lo mismo que con los alimentos y con casi todo: cuanto más natural es el producto, más caro resulta.  Sin embargo, esta empresa ha conseguido crear un catálogo de productos con precios muy competitivos lo que a nosotros, como consumidores, nos viene de perlas.

Yo no soy quien para dar consejos pero sí os puedo recomendar, por experiencia propia, que lo químico arregla unas cosas y estropea otras. Pasaros a lo natural, es mucho más sano.