16 septiembre, 2014

Cerdeña está de moda

Cerdeña está de moda

De repente una mañana de verano te levantas y abres tu cuenta de Facebook y te das cuenta de que todos tus amigos están colgando fotos de Cerdeña y sus vacaciones. Te da por poner la tele y ves programas como Callejeros Viajeros donde salen un montón de playas e islas y uno de los capítulos también está dedicado a esta región de Italia. Incluso oyes hablar de la villa de Berlusconi y allí mismo está. Pero ¿qué pasa ahora con Cerdeña? ¿Está de moda esta isla ahora italiana pero antes española (incluso todavía hablan catalán en algunas partes)?

Pues la respuesta es muy sencilla. De repente Cerdeña se ha vuelto accesible a todos los bolsillos. A diferencia de otras islas como Córcega, que sigue siendo un cotizado lugar, ir a Cerdeña se ha vuelto barato. El milagro tiene que ver con la llegada de los vuelos de las compañías de bajo coste, que han abaratado los precios de disfrutar de esta preciosa isla mediterránea renunciando al socorrido ferry que tenían como opción los bolsillos más vacíos.

Y así es cómo esta isla antes tan desconocida para muchos ha vuelto a ponerse de moda y a estar en boca de todos. Si ahí atrás la conocíamos porque muchos ricos como el ex presidente de la República de Italia tenían allí sus increíbles villas, a pie de esas aguas turquesas, o por las exclusivas fiestas que se montaban en la famosa discoteca del también archiconocido gracias a la Fórmula 1 Flavio Briatore, ahora Cerdeña se ha puesto en el mapa gracias a las ingentes cantidades de turistas que desembarcan o aterrizan allí cada día para disfrutar de una temperatura agradable cada día del año.

De hecho, ¿te has planteado la posibilidad de aprovecharte de este tirón que está teniendo esta isla? Si yo me encontrase en paro y tuviese un poco de dinero ahorrado, no me lo pensaría dos veces y me iría a vivir a este paraíso. Contrataría a alguna empresa buena de asesoría como T. R. E. Asesores y con su ayuda abriría un local.

Además, Cerdeña tiene muchísimas posibilidades. Lo más práctico es que sigas la estela del turismo y abras una casa de huéspedes. Pero los locales en la playa o los restaurantes también son una buena opción. El público que actualmente hay en la isla demanda cada vez más servicios que un lugar como este, por los motivos de su escasa población, ya que a excepción de los pueblos más grandes, como Alguero, Cagliari o Castelsardo, es inminentemente un lugar de veraneo, apenas hay gran oferta.

Asimismo, si quieres tener éxito, fíjate en cómo se ha llenado la isla: abaratando los vuelos. Si tienes un poco de vista, debes observar que Cerdeña era un lugar destinado casi exclusivamente a la gente de dinero, por lo que los precios eran para personas que no miraban para nada sus gastos y les daba igual que una barra de pan costase un euro o tres. Para triunfar, deberás respetar este mercado del lujo pero también abrirte a su nuevo público, aquel que está más pelado de dinero y que busca un menú barato del día pero con calidad o un supermercado donde poder comprar para comer si tener que arruinarse en ningún restaurante de la zona.

Toda una oportunidad para el turismo pero también para el negocio. No lo olvides, Cerdeña ha llegado para quedarse, y por mucho tiempo.

Deja un comentario