31 agosto, 2017

Apostar por lo rústico, una decisión acertada

Apostar por lo rústico, una decisión acertada

Una casa no es nada sin sus muebles. Por muchos metros cuadrados que disponga una vivienda, por muy amplia que sean sus estancias o por muy bien ubicada que se encuentre, de nada servirá para sus dueños si no se complementa de un modo eficaz y elegante con sillas, con estanterías, con electrodomésticos, con camas… y, en definitiva, con todo aquello que nos puede facilitar la vida.

Hasta ahora, hemos hablado de necesidad. Hagámoslo ahora de estilo. En un sector como el de la fabricación y venta de muebles existe un amplio catálogo de estilos. Sin embargo, el que parece estar permanentemente de moda es el rústico, que sin duda supone una alternativa diferente, que escapa a la permanente búsqueda de lo elegante.

Ese estilo rústico viene imponiéndose mayoritariamente en lo que guarda relación con los salones. La gente parece estar encontrando en este estilo el modo ideal para decorar una de las habitaciones más importantes de la casa, lo cual habla sobre la gran valoración que tiene el rústico entre todos aquellos que o cambian de vivienda o desean darle un toque diferente y novedoso a la que ya poseen.

Una de las empresas de muebles que han suscitado el aumento del interés por este estilo es Muebles Sáez, cuya sede principal se encuentra en la valenciana localidad de Requena. Una de las joyas que presenta una entidad como esta es su salón rústico composición Arizona, que resulta propicio para todo tipo de espacios y que le otorga a la casa un toque añejo y muy original.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de una decoración rústica? ¿Por qué la gusta tanto a tanta gente decorar su casa siguiendo las directrices de un modelo como tal con la cantidad de muebles y ofertas que existen en el mercado? Existen tres ventajas primordiales.

  • En primer lugar, es un estilo que permite recrear la calma y naturalidad de las casas rurales en las que está inspirado. Un aspecto sin duda fundamental para escapar de la rutina que implican las largas jornadas de trabajo y el estrés de la gran ciudad.
  • Por otra parte, es un estilo que no resulta caro. Muy al contrario: está considerado como uno de los más baratos. Y eso no implica que su calidad sea inferior a la del resto de modelos y estilos.
  • Finalmente, es un estilo muy luminoso, que permitirá que nuestro salón disponga de la claridad suficiente como para que no resulte deprimente durante los meses de invierno.

Un salón que ofrece todo tipo de facilidades

Así es el modelo Arizona que se ha mencionado con anterioridad y que está compuesto por vitrinas, un bodeguero y diferentes estantes que ofrecen el espacio suficiente como para poder almacenar la vajilla y otras tantas cosas. Además, es imprescindible tener en cuenta que este modelo de salón proporciona el espacio suficiente como para instalar una televisión que sea del tipo que queramos, puesto que no pone ningún límite en cuanto a espacio se refiere.

Hay muchos tipos de salones y todos los estilos y modelos son perfectamente respetables. Sin embargo, conviene no olvidar esas ventajas mencionadas anteriormente y que están haciendo que de nuevo nos estemos empezando a dar cuenta de que todo lo que guarda relación con lo rústico es ideal para obtener algo diferente.

Cada año aumenta la demanda de familias que desean pasar algunos días (especialmente durante el mes de agosto) en casas rurales que permiten garantizar un silencio del que no podemos gozar en cualquier sitio. Ahora es imprescindible que todos ellos sepan que pueden disponer de un salón parecido a los de una casa rural en su propia casa, con todas las comodidades que esto ofrece y a un precio más que coherente.