8 Octubre, 2015

A la moda también en casa

A la moda también en casa

vZJsuq02

Si se quiere estar a la moda tienes que estar dispuesto a trabajar y a gastar dinero. Eso que dicen por ahí de que puedes crearte tu propio estilo con cuatro trapos y tus manos sólo sirve si eres un auténtico mañoso y aun así estoy seguro de que tendrás que comprar algo. Con las casas y su decoración pasa lo mismo, o te gastas el dinero cambiando cosas o te quedas desfasado. Un primo mío que tiene un almacén a las afueras de Madrid lleno de  muebles de sus abuelos es muy propenso a ir cambiando los muebles de su apartamento cada dos por tres. Cada vez que voy a su casa veo un camión nuevo de Mediterráneo Expres, que por lo visto son muy profesionales y baratos así que os los recomiendo, trayendo y llevándose muebles.

Lo que hace es comprar, cada cierto tiempo, un mueble nuevo, o algo de decoración que le gusta. Si tiene hueco o quiere cambiar algo lo lleva directamente a su casa pero cuando no es así lo guarda en el almacén junto con el resto de muebles y cuando le apetece cambiar la decoración de alguna de las estancias de su casa se va trayendo y llevando cosas como le da la gana.

En ocasiones lo que hace es traerse algún aparador viejo de su abuela o algún mueble antiguo que ha conseguido a buen precio en algún rastro y se dedica a restaurarlo en su garaje. Normalmente los lija, los vuelve a pintar y los barniza pero le he visto hacer cosas muy originales con sus muebles. Una vez restauró un mueble entero siguiendo los pasos de un video de YouTube, os lo dejo aquí por si os interesa. Es un auténtico máquina pero no todo el mundo puede hacer eso. Yo por lo menos no podría.

Otra opción que tienes es comprar muebles modulares e ir cambiando la decoración y la disposición de tu casa según te convenga o te apetezca. Obviamente no vas a conseguir los cambios tan drásticos que consigue mi primo cambiando los muebles cada seis meses como mucho pero es que no todos tienen un almacén donde guardar muebles antiguos para ir reformándolos y llevando y trayendo nuevos trastos casi a diario así que, hay que amoldarse,

De todos modos hay que ser consciente de que cambiar tu casa no es lo mismo que cambiar tu imagen. Si quieres llevar ropa nueva te basta con ir a un centro comercial a principio de mes que es cuando hay dinerito en el banco pero si quieres cambiar la decoración de tu casa la cosa se complica un poco más y a veces, tanto por economía como por tiempo, es casi mejor dejar las cosas como están.

Deja un comentario