Diseño de stands: la carrera por llamar la atención

Diseño de stands: la carrera por llamar la atención

stands-roca

Nuestro país está en crisis y nuestra educación continúa en entredicho pero ello no implica que los ciudadanos españoles no estén bien formados. Quizá en comparación con Dinamarca, vamos un poco más a la cola pero en términos globales formamos parte de los países mejor formados del mundo. Por esta razón –y por la variedad de estudios universitarios que se ofertan en España-, la cantidad de ferias y convenciones no dejan de crecer. A pesar de la crisis, siguen ahí, con diferentes formatos y menor ostentación pero son unos pilares inamovibles del conocimiento.

Esta coyuntura ha sabido aprovecharse muy bien por las marcas, las cuales patrocinan o esponsorizan gran parte de esas reuniones de un público objetivo tremendamente bien segmentado.

Sigue leyendo

El clásico de los propósitos por Año Nuevo

El clásico de los propósitos por Año Nuevo
31 de diciembre de 2011

Contemplo en el espejo mis incipientes michelines y carraspeo las flemas mañaneras. Las sombras que proyectan las bombillas del baño hacen que la melancolía inunde mi cerebro. Entre dos suspiros compungidos, me retrotraigo a mis días de gloria por los campos de fútbol. Yo, mediapunta fantasista de melena rizada al viento, media sonrisa canalla y vista de águila para quebrar los huecos de las defensas venidas de los pueblos de las inhóspitas estepas castellanas. De nuevo en el presente, frunzo el ceño y descerrajo un juramento contra mi reflejo en el cristal. Mañana, día 1 de enero del año entrante, prometo comprar unas botas de fútbol, quizás acharoladas y de colores llamativos, e inicio

Sigue leyendo

Productos viejunos

Productos viejunos

Los Reyes Magos contra el statu quo

Para cualquier niño nacido a mediados de la década de los ochenta, la vuelta al cole tras de las vacaciones de Navidad marcaba un antes y un después en el devenir del curso. Los regalos traídos de Oriente por los Reyes Magos –de Oriente Oriente, no del chino de la esquina, que aún no había de eso-, tenían el poder de tirar por tierra, poner patas arriba y dar la vuelta el estatus social vigente hasta entonces en el aula.

Si uno llegaba justo de hora a la entrada de la primera clase del año, podía encontrarse a un montón de niños arremolinados entorno a una mesa, aún con el anorak, el pasamontañas

Sigue leyendo