9 Diciembre, 2013
americanperez.es
La moda es un mecanismo regulador de las elecciones de la gente, elaboradas según el gusto subjetivo asociado al gusto colectivo de la sociedad. Son tendencias asociadas a la vestimenta o el peinado, pero también a estilos de vida y comportamientos que influyen en las personas, hasta el punto de indicar qué se debe consumir o hacer, pudiendo extenderse incluso hasta ámbitos como qué música escuchar o adónde ir de viaje. Pero la moda también es mi pasión. Me llamo Ana Garrido y quiero compartir mis vivencias con todos vosotros, mis lectores.
Durante cientos de años fueron los nobles y los aristócratas quienes marcaron esta tendencia (como por ejemplo, ocultar la calvicie con una peluca o, posteriormente, raparse la cabeza). Las modas, como el arte, han ido oscilando entre lo ostentoso y la sobriedad, los colores llamativos y el estilo barroco y sobrecargado de las prendas con los diseños más austeros.
En nuestros tiempos, las modas tienen un marcado carácter internacional, asociado muchas veces a las tribus urbanas, que también implican una determinada actitud ante la vida, cosa que se refleja en el gusto por determinada música, colores y símbolos representativos.
La moda es una convención social. El abrigo es una necesidad primaria, pero de manera secundaria la moda en la ropa está relacionada con el miedo a la exclusión social, contra la que la moda nos ayuda a combatir. Utilizar objetos que no “están de moda” o “pasados de moda” puede estar mal visto o llegar a ser motivo de burla, pues se considera que las personas que no siguen las convenciones están de alguna manera apartadas de la sociedad.
De esta manera, la moda se convierte en un fenómeno social, externo y superficial por el cual un individuo puede gozar de aceptación colectiva o, por el contrario, ser víctima de exclusión. De ahí la mencionada en múltiples ocasiones “tiranía de las modas” que, si bien pueden vivirse como algo agradable, símbolo de renovación cíclica y oportunidad de cambio, puede oprimir a otros que se ven obligados a asumir aspectos y actividades poco deseadas por el individuo, que se ve inmerso en un absurdo ir y venir de tendencias pasajeras con las que la mayoría entretiene su rutina, transformando la moda en un modo de vida en sí mismo.
Con American Pérez, este blog,  pretendo crear un espacio divertido e interactivo donde el objeto de burla son esas modas y convenciones que sirven a la mayoría como patrones sociales de lo que debe y no debe ser considerado como válido, incluso de nosotros mismos, que no podemos huir de las modas y vivimos alrededor de ellas, creando modas nuevas en nuestra lucha por evitarlas.
Ante cualquier duda, aclaración, sugerencia o si queréis enviarme un artículo para que os lo publique, podéis contactar conmigo en mi correo electrónico ana.garrido@hotmail.com

Deja un comentario